El dueño de una gata enferma pide que la sacrifiquen y abandona a sus gatitos recién nacidos

No hay nada que una camada de gatitos necesite más que a su propia madre. Los primeros días de vida de los mininos son sumamente delicados y necesitan de su madre para alimentarse y recibir abrigo. Lamentablemente, muchas veces quedan a su suerte, todo por las irresponsables acciones de los humanos.

Todo sucedió en el Condado de Allen en Indiana, Estados Unidos.

Los rescatistas de SPCA encontraron una camada de gatitos. Su madre no aparecía por ningún lado y era cuestión de tiempo para que los pequeños sufrieran la peor de las suertes. Afortunadamente, lograron conseguir un hogar temporal para ellos.

Los gatitos apenas tenían dos semanas de vida cuando los rescataron.

Una mujer llamada Barb se convirtió en su madre temporal y pasó días sin dormir para asegurarse de que los gatitos recibieran todos los cuidados necesarios. Todo parecía ir mejor, pero los rescatistas seguían preguntándose qué habría sido de la madre. Después de todo, estos animales tienen un gran instinto maternal y no dejan a sus pequeños.

En total eran cuatro cachorros rescatados.

Un par de días después, consiguieron respuestas. Un hombre había llevado a una gatita que acaba de dar a luz, era idéntica a los pequeños de la camada y su dueño actuaba de una manera tan sospechosa que era evidente que algo no andaba bien. La gatita se llamaba Chi Chi y se encontraba muy enferma.

“Se descubrió que no tenía más leche. Estaba deshidratada y tenía comienzos de resfriado gatuno”, explicó el veterinario.

Chi Chi tenía un coágulo de sangre que le produjo una pequeña parálisis. No era una situación sencilla pero podía mejorar con tratamiento. El dueño sin embargo no parecía interesado en eso, solamente le pidió al veterinario que la sacrificara. Por suerte, el corazón de los veterinarios encargados del caso era muy grande para hacer algo tan terrible.

«Llegó en condiciones deplorables. Seguramente enfermó justo después de dar a luz«, asegura Barb

Era evidente que esta gatita venía de pasar muchas dificultades. Había dado a luz hace muy poco tiempo y la separaron de sus bebés. Tomaron a la gatita bajo sus cuidados y la llevaron a encontrarse con los pequeños.

La manera en que actuó demostró que todas las sospechas eran ciertas: Chi Chi era la mamá de los gatitos.

“Logró sobrevivir para ver a sus hermosos gatitos. Se está recuperando para convertirse de nuevo en una mascota querida por una familia amorosa”, dijo un portavoz de SPCA.

La gatita se valió de todas sus fuerzas para abrazar a sus cachorros. SPCA se hizo cargo de Chi Chi y la dulce madre está en camino a recuperarse por completo. Su antiguo dueño había decidido acabar con su vida, pero ella merecía mucho más.

Alzamos la voz en contra de aquellos capaces de dejar atrás a sus mascotas cuando más necesitan ayuda, todas merecen amor incondicional. Comparte esta nota para ayudar a crear conciencia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!