Tras la irresponsabilidad de sus dueños, nace en las peores condiciones – Ahora inspira a muchos

Piglet es un perrito mezcla de Chihuahua y Dachshund que vive en Westport, Connecticut, Estados Unidos, y nació con serios problemas: sordo, ciego de un ojo y con una severa ansiedad.

Pero este adorable perrito, que gracias a su especial mezcla es de color rosado, se ve igual que el cerdito Piglet de Winnie-the-Pooh, y ha demostrado que todos los impedimentos genéticos con los que nació, no son un problema para vivir feliz en su familia.

Los dueños de Piglet no tomaron los recaudos necesarios y tres de sus perros que no estaban castrados tuvieron más de 30 cachorros, muchos de ellos con discapacidad y que tuvieron que ser sacrificados.

Piglet nació con problemas por culpa de la irresponsabilidad de sus primeros dueños.

Pero Piglet fue recogido por el refugio Colbert Veterinary Rescue Services cuando pesaba menos de 500 gramos y gritaba constantemente debido a su ansiedad.

Estuvo allí hasta que Melissa Shapiro, de 57 años, lo llevó a su casa primero para darle un hogar temporario y luego para adoptarlo definitivamente, enamorada de este extraño perrito que tanto le hacía acordar al famoso cerdito de la película infantil.

A pesar de sus problemas, su nueva familia lo recibió con los brazos abiertos.

Esta madre de tres hijos se ha puesto la misión de contar la historia de Piglet para generar conciencia de los riesgos de la reproducción irresponsable, mostrando los aspectos positivos de adoptar mascotas discapacitadas que hacen tan felices a las personas.

Melissa, veterinaria, cuenta: “Cuando adoptamos a Piglet, pesaba apenas un poco más de medio kilo, era tan pequeño, tenía ese color rosa porque tenía muy poco pelaje y se veía como un cerdito bebé”.

“Después nos dimos cuenta de lo parecido que era a Piglet de Winnie-the-Pooh”.

Su piel rosa y su poco pelaje lo hacen ver muy especial.

“Los ojos de Piglet funcionan lo necesario para ver grandes y oscuros objetos delante de él, y puede navegar por nuestra cocina”, explica.

“Pero no puede ver sus juguetes a pesar de que los tenga enfrente, donde quiera que camina siempre se tropieza con los otros perros porque no los puede ver”.

Piglet y sus hermanos son felices en la casa de Melissa.

Al principio, cuando lo trajimos, tuvimos problemas porque gritaba y gritaba, necesitaba mucha ayuda y tranquilidad, pero siguiendo un cronograma ordenado, está mucho mejor”. 

“Piglet es muy demandante, y pasamos mucho tiempo cuidándolo, no podemos dejarlo solo porque tiene un nivel alto de discapacidad”.

Sus necesidades de cariño y cuidado son atendidas con felicidad por su familia.

“También es muy amable, cariñoso y gracioso, es tan pequeño que siempre está al borde de lastimarse, por lo que tenemos que cuidarlo”.

Sin embargo, no pueden resistirse a sus encantos y sus dueños aseguran que lo aman tanto, que no importa tener que tomar tantos recaudos.

Piglet se gana el corazón de todos con su hermosa carita.

“Es un perro muy interesante que enfrenta todos estos desafíos que otras mascotas no tienen y es un cachorro feliz”, cuenta Melissa. “Piglet es muy inteligente y responde bien al entrenamiento. Le he enseñado varias órdenes con señales sonoras, como sentarse o esperar”.

Melissa tiene una relación muy especial con el perrito.

“Es una inspiración para todos los que lo conocen en persona como a través de las redes sociales, es un pequeño tesoro extremadamente adorable e interesante”.

Piglet y Melissa han recaudado cerca de 1.200 dólares con los productos especiales que destina a caridad.

Además, juntos recorren las escuelas para hablar de discapacidad y cómo sobreponerse a la adversidad.

Piglet envía un mensaje muy importante a los niños.

“La escuela usa nuestro video y lo toman seriamente, los escolares piensan que teniendo la actitud de Piglet pueden superar los desafíos que enfrentan”.

“Es muy adorable cuando recibimos dibujos de Piglet o mensajes que dicen que es su ‘modelo a seguir’, es adorable e increíble que tenga ese impacto”.

Quienes lo conocen, nunca vuelven a mirar la vida de la misma forma.

“Me da mucha felicidad, cuando las personas le sonríen o lo acarician, lo hacen feliz y él los hace felices a ellos”, asegura Melissa.

Si quieres saber más de Piglet, puedes entrar a su web pinkpigletpuppy.org o en su fanpage.

El trabajo que realiza con los niños es realmente maravilloso.

Facebook Piglet, the deaf blind pink puppy.

¿Qué te parece la historia de este adorable perrito? ¡Compártela con tus amigos y conocidos!

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!