Pingüinos bebés “gritan” de miedo a punto de ser comida de un depredador pero alguien interviene

El reino animal es por mucho una gran creación digna de contemplar y respetar. En su hábitat natural en los animalitos están en una constante carrera donde muchas veces el más fuerte y astuto y es quien gana. Una lucha de sobrevivencia donde los papeles de víctima y cazador se rotan constantemente.

Se puede decir que uno de los animalitos más vulnerables son los pingüinos, quienes tienen que enfrentarse a grandes depredadores, un acto natural de la madre tierra para poder sobrevivir.

Los pingüinos son animales muy sociables, siempre viven en colonias.

Hace poco se ha hecho circular las tiernas imágenes de una pequeña familia de pingüinos caminando plácidamente por su blanco y nevado territorio.

La pequeña familia feliz fue sorprendida por una gran ave cazadora, un petrel gigante, una especie de ave marina del antártico, que rodea al grupo de pingüinos y comienza a atacarlos.

Se comunican a través de una gran variedad de sonidos .

Ante esta situación los pequeños pingüinos se muestras vulnerables y muy asustados, por lo que no tienen otra opción que acurrucarse e intentar defenderse de los ataque de la feroz ave. En un momento se logra ver como el petrel gigante agarra a un pingüino del cuello pero este logra liberarse tras dar varios mordidos.

Si bien los pingüinos no tienen dientes y una mordida con el pico no parara a su depredador de comérselo,  al estar en grupo ayudó evitar el trágico final del indefenso pingüino.

Los sonidos varían para divertirse, protegerse y aparearse.

Los pingüinos muy asustados intentan defenderse del ave gigante vocalizando un sonido de alerta con la intención de alegar al depredador y pedir ayuda.

Pero nada parece detener a esta ave hambrienta que insiste en llevarse algún miembro de la familia de pingüinos. Por suerte, los sonidos de alerta funcionaron e hicieron que un héroe apareciera y llegara para salvarlos.

El llamado dirigido quizá a un miembro específico de la colonia los puso a salvo.

A lo lejos se ve a otro pequeño pingüino, quizá más fuerte y con mayor experiencia, aparecer y ponerse al frente de la situación quien no duda en enfrentarse al gigante petrel.

Al final, todos unidos como familia siguen haciendo fuertes sonidos y logran ahuyentar la feroz ave, quien no tiene otra opción que buscar otro destino lejos de la familia de pingüinos.

No solo se comunican a través de la vocalización, también  a través de la conducta.

La imágenes fueron captadas por el equipo de la BBC para su documental “Spy in the Snow”. Qué bueno que lograron filmar este increíble evento y compartir con todos los amantes de los animales una pequeña y significativa parte del complejo y maravilloso reino animal.

Esta adorable familia permanecerá completa  gracias a su salvador, bien dicen que familia que trabaja unida permanece unida, y estos adorables pingüinos son un ejemplo de ello.

No de ejes de compartir esta  curiosa historia de supervivencia en equipo en tus redes y hagamos posible que más personas disfruten de las curiosidades

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!