Pit Bull no deseado es admitido por la Policía en medio de un emotivo recibimiento oficial

Una mezcla de pit bull de 6 años llamada Halo fue entregada a Rags 2 Riches Animal Rescue por sus antiguos dueños después de que se separaron, y luego ella tuvo que esperar casi un año para encontrar un nuevo hogar.

La perrita se estaba quedando con una familia adoptiva cuando el teniente Mickey Curran del Departamento de Policía de Upland Borough vio su foto en Facebook y supo de inmediato que debía adoptarla.

Halo tiene todas las aptitudes para desempeñarse como una perrita que ayude a la comunidad

Halo tenía las aptitudes necesarias para ser una más dentro del equipo del departamento policial. Sin embargo, el teniente Curran dudó un poco acerca de los cuidados de la perrita… ¿Estarían de acuerdo con ese asunto de que el departamento rescatara a esta chiquilla y le permitiera vivir en la estación?

A fin de cuentas había estado sin un verdadero hogar por casi un año, por lo que el amor y la disciplina que pudiera obtener de este departamento de policía, posiblemente era mucho más de lo que esta chiquilla podría esperar.

¡Así que llevaron a Halo a la estación y se juramentó como oficial de policía de Upland! Ella es la primera K-9 de rescate en la historia del departamento. Ella servirá en un papel especial como oficial de policía comunitaria asistiendo a eventos y reuniones para que la gente se sienta segura y bienvenida.

No importa que no sea una perrita de raza o que haya sido traída desde un albergue al departamento de policía, ella es legítima, explica el teniente Curran sobre el estatus de oficial de policía de Halo: «Hizo un juramento y puso su pata sobre la Biblia y todo».

¡Su recibimiento en el departamento de policía fue por todo lo alto! No cabe duda de que será muy feliz junto a su nueva familia

Y es que para que una mascota rescatada sea feliz, solo basta caer en las manos indicadas y disfrutar a plenitud de su compañía humana. ¡Y todo parece indicar que Halo encontró su verdadera vocación en la compañía de las personas perfectas!

Para ser un buen oficial K-9 solo se requiere disciplina, ecuanimidad, un buen corazón y estar dispuesta a demostrar la valentía y Halo dejó bien claro ante el departamento de policía de Upland que cuenta con todos esos atributos y más. Ahora no solo es una mascota feliz, también es un animal que pasará el resto de su vida sirviendo a otros y demostrando su gratitud.

Nos encantan estas anécdotas de superación, cuando algunas mascotas reciben esa tan ansiada segunda oportunidad… ¿y a ti? ¡Comparte la historia de Halo con otros!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!