Pitbull enterrada en la nieve suplica ayuda y la acción inmediata de otro perrito se hace viral

Brian Wagner es un hombre que tiene dos perritos tan peculiares que pasa el día entero disfrutando las invenciones de los traviesos peluditos. Kanawha es un pastor alemán y es el más “serio” de la familia. Es muy protector y siempre está vigilando de cerca a su ocurrente hermanita pitbull: Knuckles.

Hace poco, hubo una tormenta  en la ciudad de estos lindos perritos. Normalmente, ambos saben moverse con facilidad sobre la nieve pero esta vez la pitbull tuvo un pequeño inconveniente.

Brian se dispuso a dar un corto paseo a sus perritos. La traviesa Knuckles tomó la delantera y dio graciosos saltos para lograr moverse sobre la gruesa capa de nieve.

De pronto, se acercó hasta un basurero y no pareció darse cuenta de que estaba “hundiéndose” un poco dentro de aquel enorme manto blanco. La perrita no hizo más que mirar a su dueño, Brian, que estaba grabándolo todo.

“Yo no podía dejar de reírme. Cerca del contenedor la nieve era un poco más profunda pero a ella no se le ocurrió regresar. Sólo se sentó allí”, explicó Brian.

Sin pensarlo dos veces, el astuto pastor alemán se dispone a salvar a su hermanita. Kanawha es bastante más grande y se mueve con un poco más de agilidad. Llegó hasta donde se encontraba Knuckles y la guió de regreso hasta su padre.

La linda pitbull caminó con mucha facilidad ya que no hacía más que continuar por el camino que el pastor alemán había abierto para ella. Cuando regresan junto a Brian, el pastor alemán volteó a ver su hermanita y la reprendió con un par de ladridos.

No hay dudas de que este peludito se toma muy en serio su labor de hermano mayor protector.

“Muchas veces, Kanawha parece frustrado porque siempre tiene que ayudar a Knuckles en todo tipo de aprietos. Esto es demasiado común entre ellos dos”, dijo Brian

A pesar de todo, este hermoso pastor alemán sólo quiere asegurarse de que nada malo le suceda a la traviesa pitbull. Knuckles tiene muchísima energía y pasa el día entero curioseando por toda la casa hasta que se le ocurre realizar una travesura.

“Tenemos tanto que aprender de ellos. Se ayudan mutuamente sin importar la situación”, comentó un usuario en las redes.

Por fortuna, Brian sabe que puede contar con Kanawha para que lo ayude a mantener a la pitbull fuera de cualquier peligro. Los dos perritos parecen hechos el uno para el otro.

¿Qué opinas de estos adorables hermanos peludos? No te vayas sin compartir esta nota seguramente alegrará el día de muchos.