Pitbull rescatado mira a su nueva dueña suplicándole que adopte a un gatito abandonado

Sterling es nuestro protagonista, un hermoso pitbull que desde recién nacido tuvo una vida dura hasta que fue rescatado, llevado al refugio y adoptado por Bethatny Leigh. Ella sabía que el pequeño pitbull había sido maltratado, estaba dispuesta a darle toda la atención necesaria al perrito hasta conseguir la mascota más dulce confiada.

Leigth lo rescató cuando tenía 4 semanas de nacido.

Cuando Sterling llegó a los brazos de su nueva dueña era muy pequeñito, lo alimentaba como al propio bebé con un biberón,  tenía grandes cicatrices en el pecho y piernas. Con mucha paciencia y amor el pequeño pitbull hacia caso a los entrenamientos.

 Cada vez era más receptivo con otras personas.

Leigh siempre ha sido defensora de los animalitos, desde pequeña ha sido activista ayudando a rescatar todo tipo de animalitos en diferentes circunstancias. Al parecer, el adorable pitbull ha seguido los pasos de su dueña y se ha convertido en el mejor hermano de crianza de cada animalito que pasa por la casa de Leigh.

De manera especial Sterling ama a los gatitos.

Un día Leigh encontró un tierno gatito abandonado en un estacionamiento de McDonald´s, como era de esperarse lo tomó entre sus brazos y lo llevó a casa. Por alguna razón, el Sterling sintió gran empatía por el pequeño gatito.

Al tierno gatito lo llamaron Luz.

Al principio Lux parecía intimidarse ante la presencia del gran pitbull, pero con el paso de tiempo se volvieron inseparables. Al respecto Leigh señala:

«Cuando estamos en el patio trasero y dejo que Luz explore, si va demasiado lejos o comienzo a trepas el árbol, le dijo a Sterling que vaya a buscar su gatito y sale a treparlo. Se acurrucan y duermen juntos, a ambos les encantan las pelotas y os juguetes, les encanta nuestro patio trasero y juegan juntos allí”.

El tiempo pasaba y el vínculo entre el gatito y el gran pitbull era inquebrantable. Incluso el adorable gatito se ganó el cariño de la pequeña hija de Leigh que solo tiene dos añitos. Al gran pitbull le encantaba proteger a su nuevo hermanito de crianza, para Leigh era difícil imaginar que pasaría cuando fuera adoptado y tuviera que irse.

El hogar de acogida se convirtió en un hogar permanente para Lux.

A pesar de que ambos tuvieron que pasar por momentos muy difíciles afortunadamente la vida los premió con alguien que ama los animales y les da todo el amor y respeto que necesitan. No hay duda que Lux y Sterling seguirán siendo los mejores amigos de la vida.

Anímate a compartir la nota para que todos comprendan que no importa lo diferentes que podamos ser, lo importante es ofrecer una amistas sincera como la del pitbull y el tierno gatito.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!