Pitbull sorda y a punto de perder la vida es rescatada y ahora no para de mirar a sus humanos

La vida nunca ha sido fácil para aquellos perros que sufren de algún padecimiento crónico. Muchos de estos animales terminan siendo aislados en una jaula y mantenidos en malas condiciones por personas con mal corazón que sólo esperan a que mueran, o a que se les presente la oportunidad de abandonarlos para así deshacerse de ellos.

Afortunadamente, algunos de estos indefensos animales logran ser rescatados por organizaciones sin fines de lucro que buscan darles una mejor vida. No obstante, en muchas ocasiones surge la dificultad de que puedan ser adoptados por una familia que realmente tenga la voluntad de brindarles la paciencia y los cuidados necesarios, además del amor que requieren.

Tal como sucedió con Blu, una hermosa mezcla de pitbull que vivió encerrada durante mucho tiempo en un pequeño cuarto debido a que a su sordera y a que su entonces familia no tenía idea de cómo cuidarla.

Blu, a punto de perder la vida, fue rescatada justo a tiempo por Family Dog Rescue, quienes le trataron maravillosamente y esperaban encontrarle un hogar amoroso. Pero los voluntarios del lugar pasaron todo un año buscando ansiosamente que pudiera ser adoptada sin obtener resultado alguno.

“No recibía demasiadas visitas debido a su sordera y a algunos problemas de comportamiento. No sabía cómo interactuar con otros perros, se emocionaba demasiado y debido a su sordera no escuchaba cuando le gruñían o le ladraban”, comentaron los voluntarios.

La pobre perrita vivía triste en el refugio y, cuando parecía estar a punto de rendirse, apareció en su vida con el brillo de un nuevo amanecer Sean Stevens y su pareja Marc.

“Justo después de conocerla nos enamoramos de ella. Blu es tan dulce que supimos inmediatamente que su personalidad mejoraría al tener un buen hogar”, expresó Stevens.

Cuando llegaron a casa la perrita no paró de jugar y de salir a dar largas caminatas junto a su nueva familia. Aunque los había conocido recientemente, Blu no pudo evitar amarlos al instante.

“Se rehusaba a apartar la mirada de nosotros, incluso cuando estaba agotada prefirió sentarse y mirarnos fijamente”, comentó Stevens.

Tener un hogar lleno de amor le resultaba tan extraño y maravilloso a la perrita que simplemente no quería perder de vista a sus nuevos humanos. Sin importar lo cansada que estuviera, no quería separarse de ellos debido al temor de ser abandonada de nuevo.

“Blu ha sido adoptada recientemente. No importa lo cansada que esté, no dormirá a menos que todos lo hagamos. Creemos que hace eso porque teme que la llevemos de vuelta al refugio, pero nunca volverá ahí, está en casa”, señaló la pareja.

El extraño comportamiento de Blu continuó durante toda una semana, esforzándose por no separarse de sus nuevos padres y de no dejar de observarlos fijamente durante horas. Pero, poco a poco ha decidido entregar todo su corazón y su confianza en su nueva familia, confiando en que esta vez por fin podrá ser feliz.

“Es una perrita obstinada y leal que está empezando a confiar en nosotros. Nos permite acariciar su estómago ahora, algo que nunca había hecho. Es un día a la vez, toda una nueva vida para ella y cada día le es más fácil darse cuenta de que ha encontrado un hogar”, mencionó Stevens.

La hermosa Blu continúa olvidándose de su terrible pasado llena de abrazos y de todos los mimos que siempre ha merecido. Podemos seguir el día a día de esta especial perrita en su cuenta de Instagram aquí y así recordar que siempre hay esperanza de ser feliz.

¡Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y condenemos el maltrato animal!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!