Policía salva a la perrita que fue dejada en un poste bajo el sol y la adopta para siempre

Ser policía no es nada sencillo, sobre todo cuando se está expuesto a situaciones desgarradoras que involucran la vida de inocentes seres vivos que han padecido malos tratos por parte de personas sin escrúpulos ni conciencia.

La policía encontró a una perrita en terribles condiciones

Policía
Esto fue lo que atestiguó un grupo de oficiales de policía en Roma. El equipo estaba encabezado por el oficial Mauro Baroni, perteneciente a la comisaría de San Giovanni. Realizaban un recorrido de vigilancia, sin imaginar lo que les aguardaba.

Una perrita había sido dejada a su suerte, pero no se conformaron con dejarla simplemente en la calle. Además de desampararla, la ataron a un poste de energía eléctrica, sin importar el insoportable calor del día.

La dejaron bajo el gran calor y ni siquiera podía moverse libremente para refugiarse en la sombra


Los oficiales quedaron con el corazón roto al ver a la inocente perrita completamente agotada tras haber permanecido durante tanto tiempo sin poder moverse. También era evidente su estado de deshidratación a causa de la elevada temperatura.


De inmediato, los oficiales liberaron a la perrita de la atadura y también le proporcionaron alimentos, así como abundante agua, con la esperanza de que pudiera reponerse de su desgaste físico.

Los oficiales se esforzaron por encontrar a los responsables de haber dejado a la perrita


Posteriormente, la pequeña fue nombrada Maggie por los oficiales, quienes la trasladaron a la perrera de la localidad. Fue en ese lugar donde se descubrió que la peluda no tenía un microchip de identificación.

Los oficiales intentaron encontrar a la familia responsable de dejar a Maggie. Sin embargo, conforme transcurría el tiempo y puesto que no había rastros del origen de la perrita, uno de los agentes continuó visitando de forma constante a la perrita en la perrera para evitar que se sintiera sola.

El oficial Michelle amó a Maggie desde el primer instante


En cada una de sus visitas la perrita lo llenaba de besos y amor. Gracias a la profunda amistad que desarrollaron, el oficial Michelle D´Amico decidió darle un nuevo hogar a la perrita y se ha convertido en el mejor de los padres, brindándole la amorosa familia que siempre debió tener.

“Fue como amor a primera vista. Desde el primer momento tuve el deseo de adoptarla pero debía seguir todos los protocolos para saber si tenía un propietario”, narró el oficial.


Ahora, la misión más grande de este oficial es hacer olvidar a Maggie la dramática experiencia que vivió llenándola de amor incondicional. Para lograrlo, también hace que sus otros compañeros policías la llenen de mimos llevándola consigo frecuentemente a su trabajo.

Maggie se adaptó de inmediato a su nuevo hogar. El primer día, acurrucada sobre su confortante y esponjosa cama, supo que se encontraba en su nueva guarida y, según Michelle, su presencia llegó a revolucionar todo para bien dentro de su casa.

¡Por fin tiene un lugar al cual poder llamar hogar!


Cada día, el oficial lleva a su gran amiga de cuatro patas a un centro de juegos en el que ambos se divierten a lo grande y, además, Maggie ha aprendido a relacionarse con otros peludos de forma amistosa.

Esta bella historia de amor canino ha inspirado a otros compañeros oficiales de Michelle. El departamento creó la campaña a favor de los animales “Siempre juntos” #iononliabbandono, bajo la cual ya han acogido a otros 4 perritos sin hogar.


Michelle afirma que cumplió con su deber al salvar a Maggie, pero ha sido ella quien más le ha dado con su gran amistad.

Sin duda, al dar amor se recibe más, especialmente cuando se trata de seres puros e inocentes como los querido peludos. ¡Enhorabuena por Maggie y su nueva familia!

Más noticias sobre: