Policía que perdió su pierna no quiere dejar solita a una perrita con ambas patas amputadas 

Muchas personas dicen que las mascotas son el reflejo de sus dueños y esto aplica no solo para características físicas, sino de anímicas y temperamentales. Pero la historia entre la bella Chloe y un agente de policía rebasa toda clase de coincidencias, ambos están emparentados por un pasado turbio y lleno de dolor.

Hoy todo ese sufrimiento es el mayor impulso que tienen el uno y el otro para salir adelante.

Chloe es una peluda raza shih-tzu de 9 años que fue rescatada por el refugio San Diego Humane Society en California (EE.UU).

Cuando la hallaron no se encontraba sola, a su lado había otra perrita llamada Roxy con la que compartía una verdadera pesadilla.

Las pequeñas debieron pasar por mucho dolor.

Resulta que tanto Chloe como Roxy fueron sometidas al trato cruel de un dueño negligente que solía atarle sus patas con cinta adhesiva. Según el hombre para “prevenir que se lamieran o rascaran”.

Lamentablemente, esta práctica lastimó tanto sus piernas que tras el rescate hubo que amputárselas.

Chloe recibió una amputación parcial en ambas patas pero desde su rescate nunca ha estado sola. En el refugio se encargaron de su recuperación y durante un tiempo usó una silla de ruedas especial para movilizarse.

En la actualidad, la peluda camina gracias a dos pequeñas botas ortopédicas que le brindan mayor comodidad.

Además de su humano que la hace realmente feliz.

Chloe es la primera peluda en el San Diego Humane Society que puede caminar con este tipo de tecnología.

“Ponerle patas prostéticas a un perro es un proceso difícil y esta fue la primera vez para nuestro refugio. Incluyó una sedación para crear un molde de la pata, hacer que la prótesis calce perfectamente, y monitorear para ver si había hinchazones por presión. A los perros les toma tiempo aprender a usarlas, pero nuestro equipo es muy dedicado”, dijo Susan Garity, veterinaria de San Diego Humane Society.

Aunque su vida no ha sido sencilla, la perrita siempre ha contado con angelitos a su alrededor y el hombre que la adoptó es uno de ellos. Se trata del detective de la policía de San Diego (Estados Unidos), Chappie Hunter.

Junto a Chloe el hombre escribe una nueva historia.

El agente Hunter perdió una de sus piernas en el 2013 después de un accidente, y demoró más de un año para poder recuperarse. Sin embargo, lo logró y tiempo después puedo regresar a su trabajo.

Ahora se mueve con ayuda de una prótesis en su pierna izquierda pero sin duda que esta experiencia lo cambió para siempre.

No solo a él, sino a su familia.

Ese mal momento llevó a Hunter a valorar la vida y volverse una persona más sensible, por tal motivo no pudo seguir de largo cuando conoció la historia de Chloe. La perrita estaba pasando lo mismo que él y sabía que debía ayudarla.

Hunter y su familia se comunicaron con el refugio para ser el hogar temporal de Chloe y finalmente han adoptado a la tierna perrita.

Hunter comprende perfectamente la el proceso de adaptación que atraviesa la peluda y está dispuesto a ayudarlo. Sin duda que la pequeña no pudo encontrar a un dueño mejor y a su lado no tendrá que sufrir nunca más.

Sin duda que los milagros existen y tanto Chloe como Hunter son prueba de esto. Comparte en tus redes la historia de esta pareja que está lista para enfrentar el mundo juntos.