La policía de Zaragoza, gran heroína en la misión de reunir a un pastor con su oveja perdida

Comúnmente conocemos a los cuerpos policiales como la fuerza de seguridad encargada de mantener el orden y la seguridad de todos los ciudadanos. Por mucho tiempo esto significaba que estaban al servicio exclusivamente de los humanos, pero desde hace un par de años hemos tenido muy buenas noticias por parte de las fuerzas policiales ayudando y rescatando a animales de todo tipo, y es algo realmente increíble.

Este es el caso de la Policía Local de Zaragoza, España. Este cuerpo policial se ha mostrado al servicio de todos y eso incluye a los animales. Hace pocos días, en la estación de policía recibieron una llamada de un ciudadano advirtiendo que había visto a una oveja suelta por un campo muy cerca de las cocheras del tranvía de Juslibol, una pequeña ciudad de la provincia de Zaragoza.

El ciudadano además informó en su llamada que al acercarse a la extraviada oveja notó que debajo de ella había un corderito de apenas horas de nacido, lo notó porque todavía estaba la placenta y el cordón umbilical.

Los cuerpos policiales hicieron presencia en las coordenadas indicadas por el ciudadano inmediatamente con una patrulla, fue sencillo ver al cordero recién nacido, llamaron a la Unidad Verde y ellos fueron los que dieron con el paradero del propietario de la oveja.

El propietario es un pastor de Julisbol y por un descuidado perdió a la oveja cuando la sacó junto a todo el rebaño a pastar. El hombre ya estaba buscando a su oveja y encontró a la oveja y a su corderito gracias a la policía.

La policía de Zaragoza relató con orgullo su intervención en su cuenta de Twitter.

Este fue el texto que compartió la policía con la fotografía del cordero recién nacido y la oveja madre:

La policía de Zaragoza es fiel protectora de los animales y en cada uno de sus tuits deja ver la vocación que tiene el cuerpo policial con los animales, con constantes rescates a mascotas en situación de calle, o extraviados, también en problemas menos ocasionales como el de la semana pasada que rescataron a un gatito dentro del motor de un coche o de una pequeña ave maltratada en el suelo que aún no sabe volar.

“Nosotros ejercemos un poco como intermediarios. Cuando son perros y gatos llamamos a las protectoras, cuando se trata de animales un poco más exóticos, como serpientes, llamamos a la Unidad Verde y por ejemplo, en el caso de las abejas, llamamos a Bomberos porque son ellos los que quitan los panales”, relata el vocero para las redes sociales de la Policía Local de Zaragoza.

Policía de Zaragoza

Como parte final del caso de la oveja y su cordero, la policía añadió a través de su cuenta en Twitter que la razón por la que el pastor no se dio cuenta en dónde se encontraba su oveja era porque “las ovejas se tumban en el suelo cuando van a dar a luz”, y debido al pasto en el campo quedó totalmente oculta a la vista de su pastor.

Además del retorno de la oveja y su cría a casa, una muy buena noticia es que los cuerpos de seguridad cada vez estén más comprometidos con la protección animal. ¡Felicitaciones!

¡Comparte esta excelente noticia con tus amigos!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!