Preocupada, una niña de 4 años acude a alimentar a una cabra discapacitada

El respeto hacia los animales se aprende con el ejemplo, pero el amor verdadero nace desde que estamos muy pequeños. Precisamente esto es lo que está demostrando un chiquilla de solo 4 añitos que se ha convertido en la protectora más joven de su familia, y le está dando al mundo un gran ejemplo de humanidad.

Su nombre es Gabyzinha, una niña en Brasil que ha enternecido a todos.

Gaby vive en el municipio Petrolina del estado brasilero de Pernambuco, y en lo que va de año ya ha rescatado a tres animalitos y cuida de ellos como si fuesen sus verdaderos bebés. La pequeña cambió sus juguetes por una hermosa labor altruista, y es que cuando ve a una criatura en problema socorre a ayudarle.

La fascinación de Gaby por hacer el bien la acompaña a todos lados y por tal razón al visitar la granja de su abuelo no deja de servirle a todos los animalitos. Pero hace un par de semanas que uno en especial se robó su corazón.

Un cabrito bebé con serios problemas.

El animalito presenta una discapacidad en sus patitas traseras que le impiden caminar con facilidad. Ante esa situación, Gaby decidió convertirse en su cuidadora personal durante el día que pasó en la finca de su abuelo.

La pequeña de gran corazón lo alimentó con sus propias manitos y caminó un largo trecho en busca de comida para después dárselo a la criatura directamente en la boca. 

Gaby es muy colaboradora.

La historia de esta pequeña fue compartida por su madre Jany Alencar en sus redes sociales y, como era de esperarse, derritió a sus seguidores.

“Y ahí va mi Gabyzinha a alimentar a la cabra discapacitada dándole la comida en la boca. ¡Ese fue el día que la cabra comió hasta que no pudo más! Al final, incluso la arrulló con una pequeña canción para que se durmiera”, escribió Jany en una publicación de Facebook.

Para la familia Alencar el hermoso gesto no es ajeno. Apenas hacía una semana que habían dado en adopción a un cachorro rescatado por la pequeña Gaby, de hecho esa historia también fue compartida por Jany en sus redes sociales.

La mujer está encantada por el corazón de su hija pero sintió preocupación al ver que era el tercer cachorro que Gaby decidía rescatar de la calle en lo que va de año.

La chiquilla no se resiste cuando de ayudar se trata.

Según relató Jany, Gaby argumentó que sería un hogar temporal y de tal manera ocurrió pues Lili (como decidieron bautizar a la cachorra) fue dada en adopción en pocos días.

“Mi hija Gabyzinha me mandó a decirles que la cachorra encontró un hogar lleno de amor. ¿Cómo puede un ser tener el coraje de abandonar tal cosita? ¡De la calle al lujo! Gracias Lili por llenar nuestra casa de tu alegría en estos 4 días de hogar temporal”, dijo la madre de Pernambuco.

No cabe duda de que esta pequeña será una gran animalista, pues desde ya dedica su tiempo y energías en causas tan justas como el rescate. Además de eso, Gaby tiene a una familia amorosa que la cuida y apoya. 

Estas son las clases de historias que nos llenan de orgullo, comparte esta nota y que el ejemplo de Gaby motive a otros a hacer el bien. ¡Bravo, pequeña!