Niño abandona a su caimán en una tienda de mascotas tras la amenaza que recibió del dependiente

No hay nada como la inocencia de un niño, cuando se acompaña del amor incondicional de los animales. Ambos son seres fascinantes sin maldad, capaces de ver más allá de todos los prejuicios hacia determinadas especies de animales “peligrosos”.

Los niños aman a todos los animales por igual

Al menos, esto fue lo que demostró un pequeño niño de sólo 10 años de edad en Campo Grande, Brasil, después de acudir lleno de preocupación a una tienda de mascotas para que su amado animalito pudiera recibir ayuda.

Fue el encargado de la tienda, Carlos Eduardo Ribeiro, quien quedó sorprendido con la repentina visita de un niño tan pequeño, sobre todo porque le suplicaba que ayudara a su mascota debido a que no quería comer.

El pequeño únicamente buscaba que el dependiente del lugar le brindara a su animalito una medicina para que su apetito volviera. Pero se rehusaba a indicar qué clase de ser vivo estaba cuidando.

«Le pregunté si era un perro o un gatito, pero él se mostró reacio a decir qué era. Después de que se fue y regresó a la tienda de mascotas, me asusté con lo que llevaba», dijo el empleado de la tienda.

Después de que el niño pidiera la medicina sin decir cuál era la especie, se fue a su casa y tras 30 minutos regresó con una caja de zapatos misteriosa que guardaba al animalito dentro.

«Cuando lo abrí y vi al caimán, me asusté. Medía unos 25 centímetros de largo y nunca había visto un animal así en persona. Le dije al niño que no podía criarlo en casa y también le informé que llamaría a la policía ambiental», recuerda el trabajador.

Tras lo dicho por el empleado de la tienda, el niño no pudo evitar preocuparse y terminó huyendo sin el animalito, sin dejar rastro alguno y sin poder ser identificado en la zona, al igual que sus padres. Junto al establecimiento hay un lago y también un arroyo, se sospecha que el animal pudo haber sido adoptado por el niño en esta región.

Pese a todo, miles de internautas alrededor del mundo han aplaudido el proceder de este pequeño que actuó sin maldad y que simplemente quiso cuidar del caimán.

Fue un acto muy noble

“Qué niño tan inteligente, cuando vio que no podía por sí solo, buscó a alguien que tiene el conocimiento para ayudar al animal, eso es amor de verdad”, comentó un internauta.

Tal como el empleado había advertido al niño, se comunicó con la Policía Militar Ambiental (PMA) y el caimán fue enviado al Centro de Rehabilitación de Animales Salvajes de la capital. Esperamos que muy pronto pueda ser devuelto a su hogar y que nunca olvide a su mejor amigo humano.

No es una mascota común

No te vayas sin compartir esta insólita historia con todos tus amigos y recuerda fomentar el amor hacia los animales entre los niños.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!