Prohíben definitivamente el uso de animales salvajes y marinos en circos y parques acuáticos

Construir las bases hacia una verdadera civilización y un mundo más humanizado debería ser el norte de cualquier nación. Por ese motivo avalar prácticas que contemplen la tortura, maltrato o degrade la integridad de cualquier ser vivo no puede más que significar un gran atraso para cualquier país y esto parece haberlo entendido un país europeo que se ha ganado los aplausos de diversas organizaciones de protección animal en el mundo.

En Francia esta criaturas ya no formarán parte de ningún circo.

A finales de septiembre, Francia anunció una ley que prohíbe el uso de animales salvajes en circos, parques acuáticos y diferentes centros de entretenimiento.

El Ministerio del Medio Ambiente de Francia encabeza una dura lucha para abolir el maltrato animal y esta es una de las medidas más tajantes que ha tomado en los últimos años.

Tigres, elefantes, jirafas, cebras y demás animales salvajes deben ser liberados.

La ministra del medioambiente Barbara Pompili es una de las defensoras más aguerridas de esta causa y quien se encargó de hacerla pública.

«Es hora de abrir una nueva era en nuestra relación con estos animales. Es hora de que nuestra fascinación ancestral por estos seres salvajes ya no signifique que acaben en cautiverio», declaró.

Los parques acuáticos serán los más afectados.

La medida busca erradicar los circos ambulantes y parque marinos que en su mayoría conllevan a la condena de tigres, elefantes, leones, osos, delfines y orcas, entre otros animales que son extraídos de sus hábitats para explotarlos en un vida en cautiverio.

Lugares como zoológicos en los cuales las criaturas puedan andar libremente y que cumplan con los permisos necesarios no se verán afectados por la ley.

El asunto será paulatino pero es una esperanza para estas criaturas.

La ministra también anunció un fondo de 8.000 millones de euros para ayudar a los empresarios y trabajadores que dependían de esta industria de entretenimiento.

La economía de nadie deberá estar por encima de la vida de ningún animal, por ese motivo Pompili también anunció el inició de una batalla campal contra los criaderos de visones.

Esta criaturas son criadas indiscriminadamente para comercializar su piel.

En Francia existen numerosas granjas en las cuales se crían los visones para después sacrificarlos y vender la piel. La ministra no dio una fecha concisa para comenzar a aplicar las sanciones en contra de estos lugares, pero estableció su cierre paulatino de acuerdo al caso.

Barbara estipula un lapso de cinco años para que el uso de animales en circos y parques, así como los criaderos de visones estén erradicados completamente del territorio francófono.

Esta especie podrá respirar en paz.

Como ella misma señaló, esta decisión «cambiará la vida de muchas personas, por lo que la transición se extenderá a lo largo de varios años». Sin embargo, es una noticia bien recibida por muchas organizaciones en pro de la vida animal como es el caso de PETA.

“¡Victoria! Después de años de campaña de @peta_france, el gobierno francés ha anunciado tres avances importantes para los animales que sufren en cautiverio”, escribieron en su cuenta de Twitter.

Todavía quede un largo camino por recorrer pero los animales utilizados en parques acuáticos, circos y visones sacrificados en los criaderos podrán ver una luz después de años de atropellos en su contra. Probablemente, los grupos animalistas seguirán de cerca este recorrido hasta no ver que las leyes se cumplan realmente en cada caso, y estos animales obtengan al fin un trato digno.

Sin duda, el futuro se pinta más amigable para los animales en este país y esperamos otras naciones se contagien de estas ganas francesas por hacer justicia. ¡Comparte esta excelente noticia y que el mundo aplauda esta victoria!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!