Publica en sus redes que busca a su perrita perdida y descubre que una mujer la estaba vendiendo

Las mascotas llegan a convertirse en un miembro más de nuestra familia, cuando las perdemos sentimos un gran vacío. Esto fue lo que vivió Martin con la desaparición de su hermosa perrita Husky. Su novia acudió a las redes sociales para informar su pérdida y se llevó una gran sorpresa por la forma en que la encontró.

Sansa, una hermosa y juguetona Husky siberiana aprovechó un pequeño descuido de su humano quien había salido de casa, saltó la reja y desapareció sin dejar rastro. Cuando Martin regresó, buscó por todos lados sin obtener resultados.

La familia de Sansa estaba muy preocupada

Lo más probable es que la perrita, una vez fuera de la casa, haya sido robada por algún inescrupuloso que pasara por el sitio en esos momentos.

La novia del joven al saber de la desaparición de Sansa, y viendo la preocupación que sentía su novio, decidió escribir sobre lo sucedido en su cuenta de Facebook con la esperanza de que cualquiera que la hubiera visto, les informara de su paradero.

“La perrita de mi novio, Sansa, saltó la reja cuando salimos. Es una husky siberiana con un ojo azul y otro café. Es muy amistosa y le vieron por última vez en Suisun City”, informó la solidaria novia.

La publicación dio muy buenos resultados, de repente una persona que vio la foto le comentó que le parecía familiar esa perrita, le parecía haberla visto en un anuncio de Facebook donde la estaban vendiendo.

Vendían a Sansa por 200 dólares

Efectivamente, la joven pudo encontrar el anuncio donde una mujer ofertaba a un precio significativo a la mascota de su pareja.

Todos se unieron contra la vendedora por su mal actuar

El joven, al saber lo que estaba ocurriendo con su querida perrita, salió a toda prisa a indagar si alguien la había visto, por suerte un niño le dio información valiosa sobre dónde podría encontrarla.

Los internautas suplicaban que la perrita fuese devuelta

“Martin salió a preguntarle a los vecinos si alguien había visto a su perrita y un niño lo guió hasta la casa de la mujer que planeaba venderla. De no ser por él la habrían vendido y quizás jamás la habríamos recuperado”, informó la novia en la red social.

Y así fue, como con ayuda del niño, Martin pudo encontrar a la preciosa Sansa. La alegría no cabía en su pecho cuando se reencontró con la inquieta peludita. La tranquilidad volvió a el hogar del joven porque Sansa apareció.

Martin está muy feliz de haber recuperado a su pequeña

Ahora, Martin es más cuidadoso cuando sale de casa, se asegura de que todas las puertas están bien cerradas, y de que su pequeña esté a muy buen resguardo, y ella feliz y contenta de juguetear como lo que es, su consentida.

Comparte esta hermosa historia con todos tus amigos, y no dejes de darle amor y los mejores cuidados a tu mascota.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!