Un pulpo rescatado regresa a dar las gracias a la familia que lo salvó

Aquellos que han pasado tiempo con los animales sabe que son capaces de procesar emociones y si los atendemos con cariño y respeto, es posible que se relacionen y encariñen con nosotros en muy poco tiempo. Y aunque sabemos que es más común en las mascotas como perros, gatos, aves, animales de granja e incluso reptiles, nunca hubiéramos pensado que también sucedía con los pulpos.

La inteligencia emocional de los pulpos ha sido confirmada por científicos en sus estudios, pero pocas veces se da la oportunidad de que se revelen estos resultados para “la gente común”.

“Son, probablemente, lo más cerca que estaremos de saber de inteligencia extraterrestre”, asegura Peter Godfrey-Smith en su informe “La mente de un pulpo”, un estudio publicado en la revista especializada “Scientific American Mind”.

Los humanos tenemos poco contacto con los pulpos.

Según el científico, un pulpo puede diferenciar la cara de un persona incluso si está usando un uniforme. Además, pueden jugar con objetos, tienen memoria de largo y corto plazo y son muy inteligentes, especialmente escapando.

El contacto que los humanos tenemos con los pulpos es muy escaso.

Pero una familia descubrió cuán humanos son estas criaturas después de salvarlo de quedarse varado en la playa.

“Pasamos la navidad en el Mar Rojo”, cuenta Helena, en un video de su canal de Youtube:“Mientras caminábamos por la solitaria playa vimos a un pulpo atrapado en la arena. No estábamos seguros si ya estaba muerto. Pero lo empujamos de vuelta al agua. Necesitó unos minutos para recuperarse, pero nadó alejándose de nosotros”.

El mismo pulpo que un día antes habían salvado, los reconoce.

Aunque la historia del pulpo no terminó ahí. No fue la última vez que se encontraron con ese pulpo.

“Al día siguiente fuimos a la misma playa a caminar. Mientras caminábamos por la playa vimos una sombra en el agua acercándose rápidamente hacia nosotros. ¡Y resultó ser el pulpo que rescatamos ayer! ¡Nos reconoció!, cuenta Helena. “Nos acompañó durante todo el tiempo que caminamos en la playa, mientras trataba de tocar nuestros pies”.

No sólo el pulpo los reconoció, sino que hizo notar que agradecía lo que habían hecho por él, y por eso quería estar cerca de quienes le salvaron la vida.

Se acercaba a la familia, buscando contacto.

Estuvo más de una hora con ellos en la playa.

“Estamos seguros que este pulpo volvió para agradecernos el haberle salvado la vida. Es increíble lo inteligentes que son los animales” , dice en la descripción del video.

Además, en el video, también cuentan que la familia se prometió nunca más comer pulpo. Además le pusieron nombre: Kurt.

Incluso los seguía por el agua cuando continuaron la caminata.

Para la familia de Helena, fue una experiencia inolvidable.

Helena / Youtube

El video muestra las imágenes de ese precioso pulpo junto a la familia, tocándolos, paseando con ellos, agradeciéndoles la vida.

Este es el video de Helena.

¿No es increíble? ¡Comparte la increíble historia!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!