El emotivo rescate del gato obeso que se quedó en la calle tras la muerte de su dueño

Aunque tener unos kilos extra representa un problema de salud para cualquiera, en ocasiones esto también puede ayudar a salvarnos la vida. Al menos así le ha sucedido a un gran peludito sin hogar cuyo tamaño y problemas de salud le han permitido dar con una nueva familia.

Un refugio no se ha resistido a adoptar al gato más grande que han visto en su vida, a pesar de que el asunto representara un gran desafío.

Cuando los empleados del refugio de la Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales en el condado de Wake, Carolina del Norte, recibieron al felino Bazooka Joe supieron que las fotografías que les habían mostrado no le hacían justicia a la realidad que les esperaba.

Este gatito era tan grande que en el refugio debieron construirle una camilla personalizada para que el gato pudiese descansar cómodamente.

Las camillas para los gatitos de tamaño estándar no funcionaban para las dimensiones del dormilón Bazooka Joe. Este gigante pesaba más de 16 kilogramos.

«Es asombroso lo grande que es, y cuánto tiempo tiene. Mide poco más de 86 centímetros de largo, así que es un gato muy cuadrado», dijo Darci VanderSlik, directora de comunicaciones de la SPCA del condado de Wake.

Bazooka ingresó al control de Animales de Carolina del Norte, después de que falleciera su antiguo dueño. Al llegar el gato lucía descuidado, su pelaje estaba enmarañado y sucio porque su tamaño dificultaba que recibiera los cuidados adecuados. 

Sus dimensiones hacen que su pelo parezca un gran abrigo, es bastante pelaje que lavar y cepillar.

No sólo estos cuidados son un problema, sino que la movilidad del gatito también se ve condicionada. Aunque con sólo 5 años tiene un espíritu bastante juguetón.

«Él está luchando para arreglarse adecuadamente, está luchando para jugar con juguetes, para hacer lo que hacen los gatos normales. Sigue siendo muy ágil para el estado en el que se encuentra: salta de las camas y sube las escaleras», dijo VanderSlik.

Aunque requiera de muchos cuidados y una dieta especial, esta ternura ya ha ganado un corazón. Se trata de Robin Anderson, quien decidió adoptarlo después de ver sus fotos en el Facebook del refugio.

Además, Robin y Bazooka tenían una historia de sobrepeso en común y los empleados del refugio supieron que ella podría ayudar al felino con su dieta.

«Ella misma había perdido más de 54 kilogramos y ahora corre maratones. Así que estaba muy emocionada de intervenir y ayudarlo a documentar su viaje de pérdida de peso. 

Incluso quiere aprovechar su entrenamiento para que pueda hacer algo de cardio», dijo VanderSlik.

Bazooka Joe meets his adopter

Bazooka Joe (now named King Augustus) just met his new family. They are on their way home and are smitten with each other!

Publicada por SPCA of Wake County en Lunes, 20 de enero de 2020

En apenas una semana, el gatito gigante ha encontrado un nuevo hogar donde lo rebautizaron como Rey Arturo y tiene un nuevo hermano llamado Rufus. Ahora, con un nuevo hogar y una nueva familia, sabemos que a este Rey le espera un futuro prometedor y más saludable.

Comparte con tus amigos la historia de este singular gatito. Además, comenta y envíale al Rey Arturo y a su nueva madre el ánimo y los consejos necesarios para adelgazar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!