Rachel, una gata ciega y Ross, su hija sin orejas, buscan un cálido hogar para esta Navidad

En estas fechas, la bondad y el amor se apoderan en los actos de las personas, queriendo demostrar la buena voluntad con la que han vivido este año y una buena forma es siendo solidario y compañero con aquellos que no la están pasando muy bien. Muchos de los necesitados en estas fechas son nuestros amigos, los animales, y nosotros podemos ofrecerles mucha ayuda en esta temporada navideña y en los tiempos que sigan.

En East Grinstead, Inglaterra, el grupo de rescate y refugio animal South Godstone salvaron a una gatita ciega y a su hija, que no tiene orejas, de las calles de Surrey, después de que sus habitantes informaran que habían sido abandonadas por sus dueños.

La gatita ciega se llama Rachel y a su hija la llamaron Ross, como los principales protagonistas de la popular serie de los años noventa, Friends.  Ahora, el refugio animal intenta encontrarle un hogar amoroso para este par de gatitas antes de la Navidad,  para que pasen las fiestas en un lugar cálido y familiar.

Rachel, la madre sin visión, solía chocar con las cosas que están a su paso y esto le provocaba mucho miedo, alejándose de todo aquel que llegaba al jardín para alimentarla a ella y a su hija, Ross. Los vecinos del lugar se preocuparon ante la situación de rechazo de Rachel y por eso llamaron al RSPCA para que se hiciera cargo.

“Los residentes estaban preocupados por el bienestar de las gatas, ya que temían que la mamá estuviera perdiendo la vista y la hija tenía algunas heridas desagradables en los oídos”, dice el Louis Horton, encargado de RSPCA. “Los vecinos no podían atraparlas, así que puse algunas trampas y finalmente pude atrapar a las dos”, añade el oficial.

A la hija de Rachel, Ross, le tuvieron que amputar ambas orejas debido a los daños en la piel. Afortunadamente, ambas gatitas están bien, Ross ama dormir junto a su madre y a Rachel le encanta comer muchas golosinas, por esa razón, el refugio quiere que un hogar acoja a ambas felinas, sin separarlas.

“Estas pobres gatas no lo han tenido fácil y la madre se está acercando a sus últimos años”, comenta Horton. Los estudios que han realizado los veterinarios del centro animal indican que Rachel tiene 13 años, o más, por esa razón ha perdido completamente la vista, en cambio, Ross tiene 5 años, aproximadamente.

Por lo tanto, estos dos gatos especiales requieren un hogar muy especial con propietarios que entiendan sus necesidades. Tendrán que mantenerse como gatos de interior o, idealmente, tener acceso exterior al jardín a través de un recinto seguro que los mantendrá a salvo”, comenta Tony Shaw, el subdirector de South Godstone.

Los contactos para recibir a esta hermosa familia gatuna a tu hogar es a través de la web del refugio, llamando al teléfono 0300 123 0741 o a través del correo electrónico: southgodstone@rspca.org.uk.

RSPCA

Tu ayuda será importante para la vida de estos animales y de muchos más que estén necesitando tu atención y amor. No dudes en darle la mano a estas criaturas.

Esparce la voz para que este par de gatitas tengan una cálida y feliz Navidad. ¡Comparte y adopta!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!