Una curiosa rana se devora una luciérnaga y el insólito resultado se vuelve viral

Las ranas se distinguen por ser excelentes saltarinas y nadadoras, gracias a que tienen unas patas largas y esbeltas. Estos anfibios llevan una dieta sumamente variada, se alimentan de distintos animales e insectos pequeños como caracoles, arañas, gusanos, etcétera. Las ranas se encuentran por todo el mundo, por lo que algunas de ellas pueden tener colores exuberantes que las ayudan a camuflarse en su entorno, siendo las que viven en las zonas tropicales las más llamativas. Sin embargo, recientemente se descubrió una rana luminosa que ha captado la atención del mundo.

El singular hallazgo ocurrió el pasado 11 de junio en Tallahassee, Florida. La familia McCord se encontraba dentro de su casa cuando se percataron de que algo extraño sucedía en su jardín. Al acercarse a su ventana, pudieron ver que una rana comía una luciérnaga.

La peculiar rana se encontraba pegada a la ventana de los McCord, como si quisiera hacerles saber que algo único estaba a punto de suceder.


El acontecimiento fue algo insólito y es que las ranas no acostumbran comer luciérnagas porque dichos insectos secretan en sus organismos una sustancia química que resulta altamente tóxica para sus depredadores.

Las luciérnagas producen su distintivo resplandor en un proceso denominado bioluminiscencia, en el que se oxida una enzima llamada luciferasa que transforma la energía química, a base de agua y luz, en energía lumínica. El proceso se mantiene durante todo el día pero es durante las noches cuando más se percibe.

No es nada común que las ranas se alimenten de luciérnagas, el anfibio debió estar muy hambriento para arriesgar su propia vida.

Estos pequeños insectos utilizan su brillo para demostrar ciertas características genéticas que les permiten conseguir pareja. Sin embargo, en los depredadores cumple una función de advertencia.

“De acuerdo con su historia, la luz de la luciérnaga es resultado de la evolución para advertir a sus depredadores sobre las defensas químicas que produce”, mencionó Sara Lewis, profesora de ecología evolutiva y conductual de la Universidad Tufts.

A todos nos gusta la increíble luz de las luciérnagas pero, en realidad, da muestra de las poderosas toxinas que secretan estos insectos.

No obstante, el pequeño anfibio estaba a salvo e incluso más vivo que nunca, comenzó a emitir una luz desde su interior como si fuese una pequeña lamparilla, impactando a los espectadores.

“Estaba parado justo allí cuando la rana se comió a la luciérnaga y quedé totalmente sorprendido cuando vi que continuaba parpadeando dentro de ella. Continuó brillando durante 10-15 minutos después de haber sido engullida, la luz se fue haciendo más tenue durante ese tiempo”, dijo Beverly McCord.

Los especialistas también se han desconcertado con tal suceso, debido a que los compuestos químicos producidos por las luciérnagas pueden paralizar el corazón de cualquier predador.

“Hay alrededor de 2.000 especies de luciérnagas y la mayoría de las luciérnagas de América del Norte producen esteroides defensivos llamados lucibufaginas, que son altamente tóxicos para la mayoría de los depredadores con columna vertebral, como aves, reptiles y anfibios”, señaló Lewis.


Los animales que son atacados por las toxinas de las luciérnagas tienen un único final, la muerte. Incluso se han dado casos de humanos infectados por el potente veneno de la luciérnaga pero no se han registrado fallecimientos.

Por ello, la única manera de explicar que la pequeña rana haya sobrevivido después de comer la luciérnaga es que el insecto no sea del tipo venenoso o bien que el anfibio sea inmune a las toxinas.

Ni siquiera los especialistas han podido explicar cómo la rana pudo sobrevivir a las toxinas del insecto luminoso. Nunca sabremos cuál fue el destino de esta valiente amiga.

“Incluso entre las luciérnagas que generan defensas químicas, la cantidad de toxinas que producen o la cantidad que transfieren al exterior de sus cuerpos puede variar y tal vez la rana simplemente tuvo suerte”, aseveró Mark Branham, profesor asociado del Departamento de Entomología y Nematología de la Universidad de Florida.

Se trate de una rana afortunada o no, este acontecimiento da muestra del extraordinario funcionamiento de la naturaleza. Cuidemos los ecosistemas naturales para seguir disfrutando de estos increíbles fenómenos.

Comparte esta impactante historia con todos tus amigos y déjate sorprender por la naturaleza.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!