La increíble reacción de un enorme perro al encontrar un pequeño invasor en su cama

Chamonix es un enorme lobo que se ha vuelto famoso en las redes al demostrar que estos hermosos animales no solo son enormes, sino que tienen un corazón tan grande como ellos mismos.

Un gracioso video muestra la reacción de Chamonix cuando se encuentra algo cansado y decide ir a tomar una siesta, pero cuando llega a su cama se encuentra con algo que parece cambiar por completo sus planes.

Chamonix es de la raza de lobos conocida como malamute de Alaska.

Como un buen perro de gran talla, Chamonix tiene una cama notoriamente grande en la que puede dormir y descansar tranquilamente. El problema es que cuando llega la hora de su tan merecida siesta, este adorable perro se encuentra con un pequeño gatito durmiendo plácidamente en el centro de su cama.

El gatito del video fue bautizado como el Señor Bojangles.

Los perros y los gatos son conocidos por no llevarse precisamente bien, pero hay muchos casos en los que estos animales crecen juntos y con un poco de paciencia y ayuda de sus dueños, pueden llegar a convertirse en mejores amigos a pesar de sus diferencias. Chamonix vive junto a otro perro malamute y también junto a un adorable gatito.

Las tres mascotas viven en la región de Ontario en Canadá.

Juntos hacen un trío verdaderamente adorable y forman una familia muy particular. Lo primero que cualquier persona pensaría al ver el video es que el enorme perro se encargaría de sacar al gatito de allí o hasta comenzaría una tensa pelea, pero gracias a la maravillosa relación que el gato y el perro tienen, el resultado es otro completamente diferente.

Según los dueños de las mascotas, el verdadero líder de la manada es el Sr. Bojangles.

Cuando Chamonix se acerca el gatito está profundamente dormido. El enorme perro se acerca a su cabeza y lo huele mientras parece preguntarse a sí mismo qué hace allí el gato. El gatito nota su presencia y con mucho sueño se toma un poco de su tiempo para mirarlo y después simplemente volver a dormir, sin moverse ni un centímetro de donde se encuentra.

Los malamutes de Alaska pueden llegar a pesar hasta 70 Kg, pero son reconocidos por ser dóciles.

The Dodo

El simpático Chamonix no se molesta en absoluto al ver que el gato se encuentra en su cama, así que se las arregla para acostarse en el poco espacio que ha quedado disponible al lado del gato. Como es un perro tan grande tiene que hacer un esfuerzo para poder entrar en la cama junto a su amigo, pero esto parece no importarle en absoluto.

El video ya ha sido visto en más de 35 mil ocasiones en todo el mundo:

When bae is already asleep+ hogging the bed but you settle in like a gentleman 😅😍📹:@chamjangles

Publiée par Cute Dogs sur Mercredi 29 août 2018

El resultado es que sin ningún problema, el enorme perro y el lindo gatito terminan compartiendo la cama y tomando una deliciosa siesta juntos.

Te invitamos a compartir este adorable momento que demuestra lo bien que pueden llevarse los perros y los gatos.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!