Recibe la condecoración militar más importante tras perder sus patas salvando a sus compañeros

En ocasiones, parece que no nos detenemos lo suficiente a valorar el maravilloso impacto que cientos de perritos dejan en el mundo. Cada peludito que brinda amor a su familia es capaz de cambiar para siempre ese hogar.

Sin embargo, hay otros que tienen misiones mucho más delicadas y arriesgan sus vidas para cumplir con su deber. Es el caso de los perritos bomberos, policías, militares y hasta rescatistas.

Kuno es un hermoso pastor belga que demostró su valor en una delicada operación militar. En el año 2019, el peludito se unió a decenas de soldados en un peligroso encuentro contra la organización paramilitar Al Qaeda.

La situación resultó mucho más intensa de lo que sus compañeros habían previsto. Habían abierto fuego de un momento para otro y el valiente Kuno se dirigió a toda velocidad para embestir a un hombre que no paraba de apuntar a los militares.

Realizar este heroico acto pudo acabar con su vida. Sin embargo, logró abatir al enemigo y sus compañeros continuaron avanzando hasta lograr el éxito que tanto habían buscado en la misión.

Todo gracias a Kuno. Lamentablemente, el peludito sí había recibido un par de impactos y sus patitas traseras se encontraban terriblemente afectadas. Horas después, un veterinario le brindó primeros auxilios mientras era trasladado en helicóptero.

Hicieron todo lo que pudieron, pero finalmente se vieron en la obligación de amputar ambas patitas traseras de Kuno. Él había hecho todo por salvar a sus compañeros; así que se decidieron a regalarle la mejor calidad de vida posible y buscaron las mejores prótesis caninas.

Tras unos meses, Kuno se había acostumbrado por completo a su nueva situación y seguía regalando a todos una hermosa sonrisa. La hazaña de Kuno no pasó desapercibida. En cuanto las autoridades escucharon el papel fundamental que desarrolló durante el encuentro con Al Qaeda, decidieron regalarle una medalla muy especial.

Kuno se ha convertido en el animal número 72 en recibir la medalla Dickin PDSA. Se trata del equivalente a la Cruz Victoria: es la condecoración militar más alta por demostrar valor frente al enemigo. La ceremonia de entrega se realizó en vivo y muchos celebraron por todo lo alto al hermoso perrito.

“Kuno es un verdadero héroe. Cambió el curso de una delicada misión. Tenía heridas graves pero nunca dejó de trabajar y proteger a los suyos”, celebró Jan McLoughlin, el director General de PDSA.

Esta medalla fue implementada en 1943 para honrar el enorme valor de los animales. Maria Dickin, su creadora; estaba segura de que este bonito gesto ayudaría a crear conciencia sobre el cuidado a los animales. No hay dudas de que debemos respetarlos y agradecerles por el inigualable papel que juegan en nuestra sociedad.

La valentía de Kuno merece ser conocida en el mundo entero. ¡Comparte su historia!