Reemplaza a su esposo por un perro en todas las fotografías hasta que él acepte su petición

Se dice que las mujeres tienen un gran poder de convencimiento y es que cuando una fémina desea algo, difícilmente habrá forma de cambiar de opinión. Un ejemplo emblemático de esta actitud es Kathy Leffler una amorosa madre y esposa que ha decidido hacer crecer su familia a como dé lugar, incluso si su marido no está del todo de acuerdo.

Desde hace unos meses la casa la familia Leffler ha sufrido un gran cambio, pues las fotografías de su esposo se han suplantado por imágenes de cachorros y no estamos hablando de un hombre transespecie.

Al contrario, Michael se ha resistido a la idea de una nueva mascota pero Kathy decidió convencerlo sin decirle una sola palabra.

Esta mujer decidió meter la idea de la adopción en la mente de su esposo pero de una forma bastante creativa y ¡vaya! Que ha resultado algo auténtico.

«Pensé que sería divertido reemplazar la cara de mi esposo en todas las fotos de toda la casa para llamar su atención», dijo la Sra. Leffler.

Kathy es realmente una mujer audaz y divertida, así que un buen día se dejó de tantos ruegos y aplicó su curiosa estrategia. 

La mujer reemplazó absolutamente todas las fotografías de su marido, y no es que ella desee besar a un perro pero incluso en la fotografía de su matrimonio cambió la cara de Muchael por la de su deseada mascota.

Además parece que Kathy tiene muy claro cuál es el perrito que desea. Aunque aún no ha ido a ningún refugio, digamos que ya tiene a su can soñado y esté ha invadido los retratos de su esposo.

El rostro del mismo cachorro aparece en este retrato familiar.

Cuando Michael llegó del trabajo no notó de inmediato la ocurrencia de su esposa, sino hasta rato después. En ese momento simplemente fue invadido por un ataque de risas, no podía creer hasta dónde había llegado la insistencia de su esposo.

«No podía dejar de reírse de que mi madre había llegado tan lejos ¡Mi mamá es muy divertida!», dijo Alyssa, la hija de la pareja.

Alyssa también está ansiosa con la idea de la adopción, pero su papito no ha dado respuesta ni negativa ni afirmativa. Sin embargo, Michael tiene muchos recordatorios sobre la petición de su esposa y ahora esta no necesita hablar del tema sino exponerlo.

«Las imágenes todavía están en pie. Espero que funcione», dijo Alyssa. 

Después de esta adorable ocurrencia esperamos que el corazón de Michael se solidarice con el deseo de su amada esposa y su hija. Quizás, en algún punto quiera dejar de ser el esposo con cara de perro de las fotografías y le dé la bienvenida a un nuevo integrante de la familia.

Comparte esta nota y muéstrales a todos la divertida estrategia de Kathy ¡Ánimo que ese amiguito tarde o temprano estará en casa!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!