Rescatan a un elefante que se retorcía de dolor mientras sus dueños lo usaban para ganar dinero

Para algunas personas el límite no existe si de lucrarse se trata, son muchos los que dejan de lado los buenos sentimientos para dar paso a una ola de maldad donde los principales perjudicados son los animalitos.

Desafortunadamente, en muchos países del mundo aún hay seres que solo quieren obtener ganancias mientras los indefensos animales toleran el peor de los tratos.

Emma tiene 40 años de edad.

Recientemente ha salido a la luz pública un nuevo caso de maltrato animal que estremeció a todo aquel que realmente ama y respeta la fauna.

Te presentamos a Emma, una noble elefante que durante años fue obligada a tomar alcohol para que sus dueños pudieran tener total control sobre ella y así usarla para poder pedir dinero por la zona.

Mientras ella sufría, sus dueños ganaban dinero.

Por suerte, su historia llegó al Departamento Forestal de Jharkhand y Wildlife SOS quienes intercedieron para poder liberarla de tan horribles dueños.

Ambas organizaciones se unieron para velar por los derechos de Emma y acusar a sus dueños de violación de la vida silvestre y negligencia grave. A los funcionarios solo les bastó ver al indefenso animal para constatar el evidente maltrato al que era sometido.

Emma estaba notablemente triste y muy demacrada.

Sus dueños la utilizaban para procesiones religiosas y paseos turísticos, cuando no estaba complaciendo a los espectadores estaba amarrada, ni siquiera era liberada por las noches lo que le impedía descansar con tranquilidad.

No era bien alimentada, solo le daban dulces, frituras y bebidas alcohólicas. Emma, aunque físicamente es gigante, su esencia parecía desvanecerse poco a poco mientras sus dueños se lucraban con su dolor.

Sus extremidades estaban gravemente lesionadas.

Aunque en India se considera común darles alcohol a los elefantes en cautiverio como “remedio casero” en realidad esto resulta muy tóxico para su organismo ya que no tienen la capacidad de metabolizar esta bebida.

Afortunadamente, los infortunios para Emma quedaron en el pasado, fue enviada al Centro de Conservación y Cuidado de Elefantes de Wildlife SOS donde recibe todo el tratamiento y la atención que necesita.

A través su página Wildlife SOS dio a conocer parte del diagnóstico de Emma, emitido por el doctor Ilayaraja, director adjunto de Servicios Veterinarios de Wildlife SOS.

“Cuando está de pie, Emma se alterna levantando sus pies derecho e izquierdo como si estuviera pisando brasas ardientes.

El dolor debe ser insoportable. Estamos trabajando para que reciba su tratamiento médico inicial porque parece tener lesiones importantes en las extremidades anteriores. Es extremadamente doloroso para el elefante estar de pie.

Hemos extraído piezas de vidrio, metal y piedras incrustadas en sus almohadillas que le han causado inflamación en las extremidades anteriores”.

Durante todo este proceso, Emma ha demostrado ser muy paciente, aunque ocasionalmente mueve su trompa y se queja del dolor, se deja consolar por su cuidador quien le da las más tiernas caricias y palabras de aliento para motivarla a seguir adelante.

El camino de recuperación para Emma será largo, pero confiamos en que es una guerrera y saldrá victoriosa.

Después de todo, ha encontrado un lugar seguro donde pueda descansar. Enviémosle todas nuestras buenas energías y apapachos virtuales. ¡Comparte!