Rescatan a un perro pesando apenas 13 kilos y en las peores condiciones que han visto

Cuando pensamos en un perro desnutrido, la imagen de un cuadrúpedo espantosamente flaco es la que, por lo general, nos viene a la mente. Muchos de los perros callejeros pueden no haber recibido los nutrientes necesarios, sobreviviendo de los restos de comida que encuentran disponibles.

La desnutrición en perros es una condición grave de salud que debe ser atendida con sumo cuidado, ya que puede traer serias consecuencias para la vida del animal. Las causas que pueden producirla son muchas, parásitos y mala alimentación entre otras; pero, sin importar lo que la origina, para lograr recuperarse requiere de cuidados especiales.

Esta es la historia de Rufus, un canino más a merced de la dureza de las calles y quien, al ser descubierto deambulando por la Unidad de Rescate Animal de Swale, en el Reino Unido, presentó signos inequívocos de mal nutrición: estaba demacrado y su columna, costillas y cadera eran claramente visibles sobresaliendo de su piel.

Él es Rufus 

Por fortuna, para Rufus, cada vez son más los nuevos refugios y personas de gran corazón que se preocupan por nuestros mejores amigos orejudos, aumentando la posibilidad de salvarles la vida en estos casos de rechazo brutal al que son expuestos. De no haber sido encontrado a tiempo, probablemente habría muerto de hambre.

“Al ser detectado y analizar su estado, nos dimos cuenta de que estaba en pésimas condiciones de salud y actuamos en consecuencia”, dijo un portavoz de la organización proanimalista.

La verdad es que la inocente mascota perdida se encontraba en una condición deplorable, llegando a pesar tan solo 13 kilos. También descubrieron que tampoco tenía microchip -a pesar de que se hicieron obligatorios a partir del 2016-, además de una gran cantidad de parásitos alojados en su sistema gástrico.

“Rufus tenía una de las peores cargas de parásitos que jamás se haya visto en el servicio”, dijo uno de los rescatistas veterinarios.

El sufrido animalito, de unos 18 meses de edad, actualmente se encuentra recibiendo tratamiento para desparasitarlo y curarle, además, de una posible infección causada por el ataque de una mosca. Posteriormente, fue trasladado a un hogar de acogida donde se le continuará atendiendo hasta lograr su completa rehabilitación.

“Rufus será atendido hasta que recupere la salud en su hogar de acogida antes de estar disponible para su adopción en su futuro hogar para siempre. Queremos agradecer al residente que se comunicó con nosotros, lo encontramos justo a tiempo”, comunicaron desde el servicio.

La foto muestra claramente que el grosor de su lomo no era mayor a 5 cm

Los animales de la calle merecen respeto y amor. La soledad y el desamor les son absolutamente inmerecidos. Todos deberían tener la oportunidad de tener una familia que los quiera y alimente adecuadamente, pero claro, casos como este nos demuestran que no siempre es así.

Hay muchas formas de ayudar a los perros y gatos sin hogar, no hay pretexto para quedarse de brazos cruzados ante su realidad. Encontremos un hogar para Rufus, donde conozca el amor y a su verdadera familia.

«Quiéreme, Ayúdame a encontrar un hogar» en su mirada dulce se puede leer

Sin lugar a dudas, ningún peludo merece llegar a estas condiciones. Por eso, una de las formas de salvarlos es adoptarlos y siempre estar atentos a sus necesidades y cuidados. Comparte esta historia con tus seres queridos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!