Unos débiles quejidos dentro del camión de la basura dieron la voz de alarma a unos héroes

El llanto casi imperceptible que parecían venir desde dentro de un camión de la basura, alertó a los trabajadores. No imaginaron que ese día se convertirían en héroes.

No importa el tipo de trabajo que tengas, o cuánto ganes en ese empleo, siempre el destino te pondrá sorpresas en él para hacerte salir de la rutina y poner a prueba tu humanidad, así como le pasó a este equipo de recolectores de basura.

En Montevideo, Uruguay, los trabajadores del aseo urbano de la municipalidad, realizaban su tarea diaria como cualquier otra noche; es decir, recoger las bolsas de basura de las calles y contenedores para llevarlos al camión y después trasladarlo hasta el vertedero de basura.

En el fondo del camión de la basura junto a los desperdicios una criatura luchaba por su vida

camión

Ya cuando llegaron al vertedero de basura, empezaron a escuchar un sonido muy raro proveniente desde dentro del camión.

Rápidamente, todo el equipo de recolectores empezó a sacar las bolsas y a romperlas con sus manos o palas para dar con el origen de esos pequeños quejidos.

Después de una larga búsqueda, se supo el origen de los sonidos, se trataba de una cachorrita.

Uno de ellos la tomó y la puso lejos de la basura. Los recolectores le daban aliento e intentaban tranquilizar con sus voces, pero la perrita estaba evidentemente asustada por estar en tan deprimente lugar.

No se tiene idea del tiempo que estuvo dentro del camión y mucho menos de quién la puso dentro de una bolsa de basura como si fuera un desperdicio.

La desecharon como si de un objeto inservible se tratara

“Hoy nos ganamos el cielo en mi laburo (trabajo), abrimos un camión lleno de basura porque escuchábamos llorar un perrito adentro, nació de nuevo”, escribió Fernando, uno de los trabajadores del aseo urbano de la Municipalidad de Montevideo, que ayudó a rescatar a la perrita que se encontraba rodeada de basura.

Fernando publicó el vídeo en su cuenta de Twitter, sin imaginar la receptividad que tendría. Su tuit llegó a tener más de 45 mil retuits y 100 mil me gusta, además de miles de comentarios de personas agradeciendo su hermosa labor, y entusiasmados en saber más de la criatura.

El destino de la perrita dio un giro inesperado

¡El vídeo es realmente conmovedor! Puedes verlo a continuación:

Horas después, Fernando escribió y publicó varias fotos más de la perrita. Todo el grupo de trabajadores la bañaron, la acobijaron y la colocaron en una caja para que terminara de pasar el día.

Al final de la jornada laboral, uno de sus compañeros de trabajo se llevó a la perrita a su casa como mascota y regalo para su hija.

Ahora, la perrita se llama Luna y se encuentra adaptándose a su nuevo hogar que le ofrece mucho amor.

Por su parte, Fernando y todo su equipo de trabajo son considerados héroes en las redes sociales por tener un corazón tan noble y unir sus fuerzas para salvar una vida indefensa.

La tierna criatura no podía imaginar que ese abandono desafortunado en la basura terminaría tan bien

Todos podemos convertirnos en héroes si estamos con disposición a servir a cualquiera que lo necesite, sin importar las circunstancias. Si tú lo deseas, puedes cambiar el mundo, todo es cuestión de voluntad y amor. ¡Sí se puede!

¡Sé parte de los héroes anónimos que actúan de buena voluntad para cambiar el destino de las criaturas más vulnerables! Ellos nos necesitan.