El milagro de un gato al quedar atrapada su cabeza en una trampa de rata mortal oxidada

Los gatos son por naturaleza curiosos e intrépidos, los más inquietos a veces terminan envueltos en situaciones de gran peligro y aunque son muy ágiles y tengan siete vidas, no siempre pueden librarse por sí mismos, salvándose únicamente si la ayuda llega a tiempo.

Este gatito atrigado gris y blanco de 10 meses de edad llamado Dobby, quedó mortalmente aprisionado en una trampa Fenn, en Horseshoes Lane, Weston Colville, cerca de Cambridge, Reino Unido.

Estaba siendo aplastado por el viejo dispositivo oxidado, que lo dejó confinado en lo que sería un digno invento de una cámara de tortura de la que sobrevivió de milagro, de no ser por la intervención de un buen samaritano que al encontrarlo alertó a la RSPCA (Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales).

Dobby fue rescatado por la Oficial Amy Reiter, quien describió que luchó y necesitó toda su fuerza para liberar al gato porque la trampa Fenn, generalmente utilizada para atrapar ardillas, comadrejas y ratas, se cerró alrededor de su cráneo, aprisionándolo completamente durante varias horas y le causaba un dolor intenso.

“Cuando llegué fue horrible ver al pobre Dobby, estaba en agonía absoluta. Tuve que usar ambos brazos y todas mis fuerzas para tirar el gancho, poder abrir esta trampa y liberarlo, aún no puedo creer que no tuviera al menos una fractura de cráneo”.

“Las radiografías revelaron que no había huesos rotos, pero la trampa ejerció una gran presión sobre su cráneo y sus ojos, por lo que podría haber un daño adicional”.

Dobby quedó con dolor severo, después del incidente quedó inestable y es probable que haya tenido problemas neurológicos.

“Fue el cráneo de Dobby lo que lo salvó. Es una vieja y oxidada trampa que parece haber sido reparada con cables nuevos para reutilizarse. La barra en sí iba directamente a través de la parte superior de su cráneo y el fondo estaba debajo de su garganta. Si se hubiera roto completamente en su garganta, habría aplastado su tráquea, por lo que tiene mucha suerte de estar vivo”.

Sorprendentemente, Dobby, escapó sin fracturarse el cráneo o aplastarse la tráquea después de que la trampa Fenn disparada con resorte se cerró de golpe, dejándolo aferrado durante varias horas.

Estas trampas generalmente letales, no son ilegales.

“Si bien no es una trampa ilegal en sí misma, es probable que se haya colocado ilegalmente, no deberían estar en ningún lugar cerca de las casas o donde vayan las mascotas domésticas. Legalmente, estas trampas deben  instalarse dentro de túneles naturales o artificiales que sea apto para su propósito a fin de evitar la captura de cualquier especie no objetivo… También puede haber sido dejada olvidada durante algún tiempo”, añadió.

“Pedimos a las personas de la localidad que estén atentos para encontrar estas trampas. Puede que no sea ilegal poseer esta trampa, pero los animales domésticos pueden caer, y en su defecto son implacables”.

Después que Amy liberó a Dobby, fue trasladado inmediatamente para ser atendido por los veterinarios que escanearon su microchip y pudieron contactar a los dueños.

Su terrible experiencia fue otro incidente horrible de su corta vida.

La pareja Maria y Jan Mol, adoptó a Dobby con su hermano Norbert en octubre de 2017 de una organización benéfica que rescata a los gatos de Rumania y los trae al Reino Unido para ser reubicados. Los hermanos, que cumplirán un año en abril, fueron rescatados de un triste sótano donde eran mantenidos, nunca habían visto la luz del día.

“Tuvieron un comienzo tan pobre en la vida y estábamos esperando darles una mejor vida con nosotros aquí en el Reino Unido”, dijo Maria.

Calificaron lo sucedido a Dobby como algo horrible y vil, es como si lo hubiesen atropellado accidentalmente, simplemente no podían comprender cómo alguien pueda haber colocado una trampa y haberla dejado allí por tanto tiempo.

Están preocupados por la salud de su gato, pero felices de tenerlo a salvo.

Cambridge News

Cuenta que “Dobby es un gato bastante aventurero, a diferencia de su hermano, por lo que sale mucho”. Sabía que algo andaba mal, le pareció inusual que el domingo no había vuelto para su desayuno, ese día salió a última hora de la mañana y cuando llegó a casa todavía no había regresado, gracias al microchip pudieron contactarnos de inmediato, saber de nuestro gato y recuperarlo.

“Dobby ahora está mucho mejor. Creo que sus ojos se han visto afectados. Aún puede ver, pero no estoy seguro de cuánto puede ver todavía. Los problemas podrían ser neurológicos, ya que él se tambalea mucho cuando se mueve, por lo que lo llevaremos de regreso a nuestros veterinarios la próxima semana”.

La RSPCA solicitó que se contactara con la organización cualquier persona que tenga información acerca de la procedencia de la trampa.

Confiamos en la pronta recuperación de Dobby, comparte alertando a las personas para evitar que se repitan situaciones como estas.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!