Aterrorizado y muerto de dolor, rompe el corazón de sus rescatistas pero ahora parece otro perro

La desolación, el maltrato, la ingratitud, el hambre, las enfermedades, las inmerecidas agresiones… Son algunas de las durísimas situaciones que un perrito de la calle tiene que afrontar en su realidad de no tener un techo bajo el cual guarecerse, ni una mano amiga en quien arrimarse.

A pesar de que son muchas las organizaciones sin ánimo de lucro que empeñan su vida entera en la lucha por recoger peludos de la calle y enviarlos a refugios donde al menos tengan un techo, comida y se mantengan libres de enfermedades, el número de perritos abandonados prolifera cada vez más.

Esta situación se torna especialmente crítica en los países donde la pobreza y la indigencia alcanza límites insospechados, y los perros pasan a ser la última prioridad de los gobiernos.

Tal como sucede en la India, pero los héroes sin capa de Animal Aid Unlimited no cesan de poner su grano de arena por rescatar a todo animalito que pueden. Fue así cómo uno de sus rescatistas, tras ser alertado a través de una llamada, se encontró con la escena más desgarradora que marcó su vida para siempre.

Mientras caminaba vio que de una bolsa blanca de basura se veía algo que se movía, de inmediato lograron ver la cabecita de Jumper.

La India tiene graves problemas con los perros callejeros debido a la falta de sanidad, indigencia y sobrepoblación

El rescatista enseguido trató de tomar contacto con el animal, pero rápidamente se dio cuenta que no confiaba en los humanos. ¡Cuánto habrá sufrido! Aterrorizado y muerto de dolor estaba el pobre Jumper debido a una grave herida en su cadera que apenas le permitía moverse.

Jumper sólo quería esconderse, hasta que su rescatista poco a poco le fue acariciando mostrándole que nada malo le podía pasar. Increíblemente, lo único que necesitaba era sentirse amado, y su actitud hostil de pronto cambió.

Cada vez que lo tocaban, el pequeño gritaba del dolor. Pero su hambre era más poderosa que su dolor incluso, así que con unas galletas lograron convencerlo de a poco, y tras cobijarlo con una manta se lo llevaron para que pudiera ser atendido de sus graves heridas.

Tenía una sarna grave y una profunda herida en la cadera que le causaba dolores punzantes cada vez que se movía.

Su dolor y su agitación era tan profunda, que sus ojos de angustia y desolación nunca se relajaron ni por un momento en los primeros días después del rescate.

Los rescatistas de Animal Aid Unlimited jamás renunciaron a los esfuerzos por darle a Jumper las mínimas condiciones de vida a las que tenía derecho

Después de seis semanas de medicina y recuperación, Jumper se veía mucho más “perro”.

Los héroes de Animal Aid Unlimited hicieron un trabajo espectacular, alimentándolo, aseándolo y dándole todo el cariño del mundo.

Animal Aid Unlimited

Puedes ver aquí la zoorprendente transformación de Jumper, sólo la que al amor y la abnegación es capaz de lograr:

Te invitamos a compartir el conmovedor rescate de Jumper con tus amigos, pueden haber muchos más como él a tu lado, esperando por una mano amiga que los saquen de su desolación.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!