Rescatistas dejan a los abuelitos a su suerte en una inundación por negarse a dejar a sus perros

La ciudad de Jōsō en Japón fue testigo de una terrible inundación. Las autoridades activaron una serie de mecanismos de evacuación para salvar a tantas familias como fuese posible. Sin embargo, unos abuelitos de la zona no fueron incluidos.

Al parecer, las normas eran muy claras e indicaban que los rescatistas debían trasladar sólo a los humanos hasta un lugar seguro y no a ningún animal.

La pareja tenía mucho miedo por sus vidas pero no estaban dispuestos a irse sin sus dos perritos.

“Las mascotas también tiene derecho a recibir ayuda y vivir”, comentó un internauta.

Después de comprobar que no los rescatarían con sus peluditos, los abuelitos decidieron quedarse.

Sabían que la inundación podría acabar con su casa pero no podían dejar a quienes les habían dado tanto amor a lo largo de los años.

Esos perros eran su vida entera. Cuando el agua llegó a su casa, subieron hasta el techo y cada uno de ellos tomó a un perrito para mantenerlo a salvo.

Esperaban resistir allí pero la inundación derrumbó  los cimientos de lo que había sido su hogar.

Era muy poco probable que lograsen sobrevivir. Fue entonces cuando un helicóptero que sobrevolaba el lugar se dio cuenta de la penosa situación.

Los abuelitos no hacían más que abrazar a sus perritos y parecían comprender que el agua acabaría con ellos.

Finalmente, un rescatista bajó desde el helicóptero y se preparó para subirlos. Utilizaron un delicado mecanismo de seguridad y después de una ardua operación, todos llegaron a salvo al helicóptero del ejército.

Estas impactantes escenas tuvieron lugar hace un tiempo pero ha vuelto viral actualmente. Muchos defensores de los animales alzaron la voz en contra del injusto protocolo que no vela por el bien de los animales.

“Las leyes deberían comprender que los animales son parte de nuestra familia. Yo también me quedaría allí con mis perritos”, comentó un usuario en las redes.

Otros quedaron atónitos al ver la entrega y dedicación de la pareja que prefirió arriesgar su vida por el bien de sus mascotas.

El terrible caso de estos abuelitos es una clara señal de que los protocolos de evacuación deben tener en cuanto a las mascotas.

En medio de un desastre natural, ellos necesitan de nuestra protección más que nunca. Son miembros de la familia y no merecen ser dejados atrás esperando una muerte segura.

Afortunadamente, estos dos perritos tenían unos dueños dispuestos a protegerlos aún en medio de una inundación. Ese es el amor que todos los animales necesitan.

Une tu voz y comparte esta nota para exigir que nadie más tenga que pasar por esta penosa situación. En emergencias así los perritos también merecen ayuda.