Rescatistas pasan días luchando por encontrar animalitos atrapados tras una terrible explosión

Hace poco más de dos meses el mundo quedó conmocionado ante la tragedia que arropó a la ciudad de Beirut en el Líbano, en la cual al menos 190 personas perdieron la vida y miles de personas, viviendas y locales se vieron seriamente afectados.

La explosión provocó la pérdida de entre 6.700 y 8.100 millones de dólares.

Pero no sólo el hombre terminó siendo víctima de este terrible accidente, criaturas sin voz también pagaron las peores consecuencias, sólo que de ellas casi nadie se acuerda. Hablamos de los animales, gatos, perros y otras especies que perdieron la vida o terminaron desplazadas por los embates que dejó la explosión. 

Por fortuna, un grupo de corazones generosos se unieron para cambiar el rumbo de la tragedia y ayudar sobre todo a las mascotas a vencer tanta tristeza. Se trata de los voluntarios de Animals Lebanon, una organización benéfica que desde la explosión se ha encargado de organizar operaciones de rescate de animales.

Estos chicos están entregando el alma en cada rescate.

Todos los días, el personal de Animals Lebanon visita los lugares de la catástrofe para ubicar a criaturas que vagan perdidas y lesionadas.

«La mayoría de las mascotas huyeron de sus hogares o se quedaron varadas. Los gatos estaban al borde de los balcones o en los huecos de los ascensores. Vimos horrores», dijo Maggie Shaarawi, vicepresidenta y cofundadora de Animals Lebanon.

Después de rescatarlos, cada animal recibe una valoración médica.

Los voluntarios también atienden los pedidos de auxilio de dueños de mascotas que luchan por encontrar a sus cachorritos o gatitos.

«Nuestro equipo ha estado en el terreno desde la noche de la explosión porque hemos estado recibiendo llamadas telefónicas y gente que nos llama histéricamente desde el hospital diciendo: ‘Por favor, mi animal está en casa. ¿Pueden ayudarnos?'», dijo Maggie.

Muchas mascotas perdieron sus hogares.

Aunque su labor ahora es ayudar a terceros, Maggie admite que ellos no quedaron exentos del impactó que ocasionó la explosión.

El refugio también sufrió daños y algunos animales salieron lesionados, especialmente por los vidrios rotos, pero ninguno caso fue de gravedad y todos se encuentran bien ahora.

Los animales deambulan en busca de su familia.

Rescatar a todos los animales del refugio que vagaban por la zona les tomó horas, pero esto no los desanimó y apenas terminaron de estabilizar la situación fueron a la propia zona de la explosión.

«Salimos tratando de acercarnos lo más posible a las áreas más afectadas esa noche. Tuvimos una conversación rápida y acordamos, intentemos esto», dijo Jason Mier, director de Animals Lebanon. 

Cuando ocurrió la tragedia, muchas personas estaban en sus apartamentos y casas con sus mascotas.

Los socorristas dan prioridad a los humanos, así que otras organizaciones se encargan de buscar a los animales y Animals Lebanon es una de ellas. Sus voluntarios han tenido que buscar en los escombros de edificios de hasta 16 y 17 pisos, con tal de salvar a algún gatito asustado.

Su espíritu escurridizo los lleva a refugiarse del horror

Parece que los perros han sido más fáciles de ubicar pues ellos mismos van detrás de los equipos de rescate pero la naturaleza escurridiza de los gatos los hace esconderse en cada pequeño orificio que encuentran.

«Estaban traumatizados. Para encontrar cada gato, teníamos que pasar horas buscándolos debajo de los escombros, buscando en áreas en las que no pensarías, mirando desde abajo para ver si el balcón tenía [algún] gato», dijo Shaarawi. 

Aunque han pasado los meses, el trabajo parece ser cada día más difícil. Los voluntarios han logrado rescatar a más de 300 animales y algunos de ellos se han reencontrado con sus familias pero aún hay muchos sin hogar.

Mucha gente perdió sus hogares y no tienen cómo mantenerse, así que no pueden recibir nuevamente a sus mascotas.

Escenas de dolor se han vivido en este país.

Hay personas que si hacen todo el esfuerzo por conservarlas pero la situación no es igual en todos los casos. Por ese motivo, Animals Lebanon no sólo las rescata del peligro sino que proporciona alimento a las familias para el sustento de sus mascotas, así como financiar las operaciones de las criaturas que así lo necesiten.

Aún hay mucho por hacer pero hay que agradecer la entrega de todas estas personas, comparte esta historia e informa sobre la bella labor que realiza esta organización ¡Invita a tus amigos a colaborar con ellos!