No supo nada de su amado perro y cuatro años después el destino los reúne para siempre

¡Perder a tu peludo significa quedar con un tremendo dolor!

Sin importar que existan personas que digan frases como: “Es un animal, no un humano”, “No debes sentirte así de mal por un perro”, “Puedes conseguir otro”, esto lo único que hace es dejar un sabor más amargo que no cambiará en nada el sentimiento de tristeza por este ser que es tan querido como un miembro más de la familia. Y eso lo sabe quien ha tenido a su lado a uno de estos leales compañeros.

La historia de Melisa Manning, es la de una mujer que conoce la angustia de no saber dónde ni cómo estará su querido perro, algo que ha vivido estos últimos cuatro años… Hasta que el destino se puso de su lado y le trajo una buena noticia.

Cuando Melisa perdió a su perro hace cuatro años, mientras se encontraba de paseo en el ‘Palm Desert California’ en los Estados Unidos, quedó devastada, pero siempre guardó la esperanza de tenerlo algún día de regreso a casa.

Adoptó a Nico cuando apenas era un cachorro, los dos se convirtieron en mejores amigos. Compartían todo tipo de actividades al aire libre, por lo que llevó a su perro a un viaje de senderismo en el desierto en Año Nuevo de 2014.

Cuando Nico desapareció, estaba con Melisa el día de Año Nuevo en un resort en el sur de California.

“Él simplemente no había sido un perro de correa cada vez que salíamos. Habíamos hecho paseos a caballo y caminatas y toneladas de cosas en el desierto en ese momento”, dijo.

Sin embargo, durante su viaje se disparó una alarma que asustó a Nico y lo hizo salir corriendo hacia el desierto.

Resulta que debido a los fuegos artificiales su perro huyó muy asustado, lamentablemente, en ese instante, no llevaba correa y se escapó, a pesar de todos los esfuerzos, no pudo hallarlo. Tras este duro momento, no supo nada más de su amigo por cuatro años.

Melisa buscó hasta el cansancio en el área, dejó comida esperando que volviera, a medida que pasaban los días rogaba para que algún extraño lo encontrase y al darse cuenta que tenía microchip se lo devolvería. Pero no sucedió.

“No hacía más que decir: ‘Oye, esa llamada podría venir. Quizás sonaba un poco delirante, pero para mí  fue mi primer perro,  fue mi todo, mi primer hijo”, comentó Melisa.

Mientras más tiempo pasaba, tuvo que aprender a aceptar la pérdida sin sacarlo de su corazón, siguió adelante, se casó y comenzó una nueva familia, y luego llegó el día de la gran noticia. Recibió la llamada que la hizo llorar, la que tanto había esperado sobre su amigo.

Nico había aparecido en el sur de California. Deambuló por las calles del ‘Palm Desert’. Cuando una persona vio a este perro con bajo peso en su patio trasero queriendo algo de comer y beber, quiso quedárselo, pero su vecino llamó al control de animales para informar la situación del can.

Contó que tuvo la suerte de poder reunirse con Nico gracias a esta persona que llamó al centro de control de animales cuando lo vio aparecer en la casa de un vecino. Y si tu perro tiene microchip algo bueno puede suceder en algún momento.

Nico no había sufrido de algún tipo de daño, por parte del extraño que lo cuidó, de todas maneras fue llevado a servicio médico. En ese lugar se pudo descubrir quién era su verdadero dueño.

“Creo que estaba buscando comida en diferentes lugares, y tratando de valerse por sí mismo de alguna manera”, dijo la veterinaria Shakira Jameson. Tenía bajo peso y algunos dientes rotos, pero por lo demás estaba en buena condición.

“Recibí una llamada de la empresa de Avid Microchip que decía: ‘Encontramos a tu perro’ y pensé que no era posible que había un error, parecía demasiado bueno para ser real”.

Melisa finalmente pudo reunirse con Nico, “Lo vi, y vino corriendo hacia mí, me lamió, saltó en mi automóvil, me estrechó la mano”.

“Me lleva hasta las lágrimas porque lo miro y no puedo evitar pensar en todo lo que tuvo pasar, preguntándome donde ha estado todo este tiempo, pero luego lloro porque estoy muy feliz por el tiempo que puedo pasar con él ahora”

Missing dog returns home after 4 years

HAPPY ENDING! Fours years after disappearing, Nico was reunited with his owner after a veterinarian identified his owner via microchip. He was a bit malnourished but was happy to be reunited with his owner.

Publiée par FOX 5 East Idaho sur Jeudi 14 juin 2018

La emoción de tener a su viejo amigo en casa es incomparable y está encantada con este milagro, si bien las cosas han cambiado para ambos en los últimos años, Nico nunca ha dejado de ser parte de la familia. “Mi cosa favorita es verlo jugar con mi hija”.

Larepublica

Comparte esta emotiva y esperanzadora historia con quienes se motiven a tenderle una mano a los amigos que deambulan perdidos para que encuentren su lugar al lado de una familia que los espera y necesita su compañía.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!