Rompe a llorar con la reacción de una mamá que perdió a sus bebés al presentarle a 3 huerfanitos

El corazón de los animales no conoce de diferencias, simplemente son seres que viven desde el amor.

Stacee Jones pensó que durante el tiempo que ha dedicado a criar a más de un centenar de perros y gatos había visto todo.

Pero no fue hasta que llegaron a Jelly’s Place en San Pablo, California, dos rescates por separados que se dio cuenta que aún le faltaba por vivir una experiencia tan extraordinaria como la que se narra en esta historia.

Uno de los rescates era una perrita lactante de raza mixta terrier que había perdido a sus cachorros y había sido abandonada detrás de un contenedor de basura.

El segundo rescate llegó inmediatamente después de recibir a esta dulce perrita, eran tres gatitos recién nacidos que necesitaban ser alimentados con biberón porque habían perdido a su madre.

Stacee pensó en la remota posibilidad de que la perrita cuidara a la camada de gatitos.

«Tuve mucho cuidado. Me senté al lado de la perrita con un gatito, se lo mostré lentamente para ver cómo reaccionaría. Tenía miedo de que tal vez gruñiría o no lo tomaría muy bien», dijo Stacee.

Stacee contuvo el aliento y estuvo siempre atenta a las señales de la perrita, quien sorprendió a todos cuando solo mostró amor por el pequeño felino.

«Tomó al primer gatito de inmediato y lo lamió», dijo Stacee.

Fue un verdadero milagro de amor. Después de que Stacee se aseguró de que la perrita estaba cómoda y tranquila le presentó a los otros dos gatitos.

«Se acostó y los acarició hacia ella. Los dejó amamantar, realmente fue muy maternal. Ella supo qué hacer de inmediato», añadió Stacee.

Stacee quedó realmente sorprendida mientras observaba a la perrita amamantando a los gatitos.

«Realmente funcionó», dijo Stacee.

Stacee no pudo contener la emoción y comenzó a llorar. La nueva familia se mudó a una gran caja y la perrita ahora llamada Keeper, crio a los gatitos durante cinco semanas.

«Ella los adoptó desde el primer día, los amó como si fueran suyos. Fue muy conmovedor. Se necesitaban mutuamente y son gatitos saludables por eso», agregó Stacee.

Stacee comenzó a destetar a los gatitos e introducirles comida húmeda. Se pregunta si Keeper incluso se da cuenta de que los gatitos no son exactamente sus bebés reales.

«Son especies diferentes, pero se aceptaron. Es tan especial, a los perros y a los gatos no les importa, simplemente quieren y dan amor incondicional», Stacee.

Keeper ya fue adoptada, y los gatitos, a quienes llamó Marshmallow, Oreo y Cookie, estarán listos para su adopción pronto.

«No sé cómo explicarlo con palabras todavía, es algo tan hermoso. Tenía muchas esperanzas de que esto sucediera, pero también pensé que podía ser una locura y que no iba a funcionar», reveló Stacee.

Pero a Keeper no le importaba de dónde venían, solo sabía que necesitaban una madre y ella lo era.

Comparte esta adorable y emotiva historia… ¡Tenemos tanto que aprender de los animales!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!