Llora al encontrar una perrita sin vida pero un débil aullido lastimero le devuelve la esperanza

Los casos de abandono abundan y aunque algunos animalitos logran soportar de uno u otro modo las calamidades conlleva la vida en la calle, hay otros que la pasan terriblemente mal. La siguiente es una de esas historias que nos conmueve hasta lo más profundo de las entrañas.

Se trata de una perrita rescatada por una samaritana cuando parecía que ya no había nada más que hacer por ella. Sin embargo, hoy en día está a salvo.

Esta terrible imagen dejó a la mujer destrozada.

Mientras la samaritana iba camino a su trabajo en un día de invierno quedó impactada al descubrir a una perrita desvanecida sobre el helado pavimento. De inmediato, se acercó para intentar reanimarla pero al ver que no reaccionaba, sus lágrimas comenzaron a correr.

La mujer lloró ante el cuerpo de la perrita y estaba lista para darle sepultura cuando el can la sorprendió con unos aullidos lastimeros.

Por increíble que pareciera, aún estaba con vida.

La mujer decidió salvarla, así que la tomó entre sus brazos y la llevó al veterinario. Al llegar al consultorio, el profesional quedó atónito por la temperatura corporal de la perrita. Sus órganos estaban fallando y temían entrase en un estado de coma.

A la peluda, a la que bautizaron como Varya, le hicieron numerosos estudios y descubrieron que tenía una lesión cerebral y también una fractura de pelvis.

Alguien la había abusado.

El caso no era sencillo, así que ameritaba ser trasladado a un hospital con un equipo especializado para lograr estabilizarlo. El animalito necesitaría una cirugía en su pelvis pero primero debían asegurarse de que la resistiera, en esa condición no podían operarla.

Los médicos lograron despertar a Varya después de ayudarla a sobrevivir con líquidos intravenosos, antibióticos, transfusiones de sangre y analgésicos.

Verla era una verdadera pena.

La peluda pasó varias semanas bajo estricta observación, hasta que milagrosamente logró recuperarse lo suficiente para ser dada de alta.

Durante todo el proceso de recuperación que pasó, Varya fue monitoreada no sólo por el equipo veterinario, sino por Paw Rescue. Esta organización se encargaría de buscar un hogar adecuado para la perrita.

Finalmente el can quedó bajo los cuidados de la generosa mujer que la rescató.

Esta dama salvó la vida de Varya y se encariñó tanto con la criatura que una vez la vio recuperada, no estaba dispuesta a abandonarla. No hay dudas que ese día en que la encontró, sus destinos habían quedado flechados para siempre. De no haber sido por la mujer esta peluda no hubiese sobrevivido.

Por favor, detente cada vez que veas a un animalito que necesite ayuda. Comparte este emotivo caso y demuéstrales a tus amigos que los milagros ocurren hasta en el último minuto.