Rompen la ventana de un auto caliente para salvar a un perrito, pero resultó ser un juguete

Cuando llega el verano, los dueños de animales deben permanecer alertas para no someter a los perritos al peligro de un golpe de calor. Hay quienes están acostumbrados a dejar a sus mascotas en el auto mientras realizan compras que les pueden tomar desde un par de minutos hasta horas. A pesar de que esto ha resultado fatal para muchos, algunos no parecen comprender y continúan exponiendo a los suyos a una peligrosa forma de perder la vida.

Todo sucedió en la ciudad de Weston-super-Mare, al suroeste de Inglaterra.

Es por esto que hay quienes no dudan en romper la ventana del auto de un completo desconocido para poder salvar una vida. Siempre y cuando se trate de ayudar a un perrito en apuros, esta medida suena más que razonable, pero en ocasiones puede que no se trate de más que un enorme malentendido.

El dueño del auto pidió que la información se publicara de manera anónima.

Un conductor de Reino Unido estacionó su automóvil y lo dejó allí durante 20 minutos, sin imaginar que al volver se encontraría con una gran sorpresa. Alguien había dañado bruscamente uno de los vidrios. Al principio le pareció que era algo sin sentido, pero luego comprendió la curiosa razón tras el aparente ataque: un perrito de peluche.

“¿Cómo pudieron confundirse? ¡Qué vergüenza!”.

En el puesto de atrás había quedado el juguete favorito de su hija. Se trataba de un perrito que parece dormir plácidamente y, honestamente, podría hacerse pasar por un animal de verdad. Furioso por lo sucedido y al ver que el responsable no se quedó allí para dar explicaciones, decidió tomar una foto y publicarlo en sus redes.

“Pensaron que el peluche de mi hija era un perro real que estaba atrapado y sufriendo un golpe de calor”.

Algunas personas comentaron que siempre dañan precisamente el vidrio más difícil de conseguir y comprar para el auto. Sin embargo, no todos estaban de acuerdo con su punto de vista. Muchos apoyaron a quien había intentado salvar al perrito, aunque fuese de peluche. Después de todo, la imagen muestra un juguete sumamente realista de lo que podía ser un cachorro tomando una siesta.

“El peluche luce demasiado real, así que era un error muy fácil de cometer. Es mejor salvar una vida que cometer un error. Hubiese hecho lo mismo”.

Siempre es bueno saber que hay personas dispuestas a hacer lo que sea para salvar la vida de un perrito. Sin embargo, muchos señalan que en este caso el responsable debió dejar una nota para pedir disculpas por su confusión.

¿Habrías hecho lo mismo? Comparte esta nota para continuar alertando sobre el peligro de dejar a los perros en un auto caliente.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!