Sacan del mar a 3 jóvenes manatíes para salvarlos de un desenlace fatal causado por los humanos

¿Te imaginas vivir en constante temor de ser objeto de los peores tratos a manos de personas sin escrúpulos, pese a encontrarte dentro de lo que es tu hogar? Esta es la pesadilla a la que se enfrentan muchos animales injustamente, siendo el objetivo de la codicia y maldad humana.

Los manatíes pueden medir hasta 6 metros y pesar hasta 500 kilogramos

Los manatíes son mamíferos acuáticos impresionantes. Pueden vivir hasta 80 años, pero casi siempre su esperanza de vida se ve interrumpida por los hombres, quienes son sus únicos depredadores en su ecosistema.

Dentro de las dificultades a las que se enfrentan estos seres vivos se encuentra la persecución constante, por parte de cazadores furtivos que los buscan incesantemente para arrebatarles su carne y grasa.

Se lucran con su cuerpo, sin importarles que sean especies protegidas a causa de encontrarse en extinción.

Por si fuera poco, los manatíes también pierden la vida a causa de la creciente contaminación que impregna sus ecosistemas naturales por el descuido humano. Terminan intoxicados con sustancias que se mezclan con las hierbas de las que se alimentan.

Por todo ello, pese a que es algo en esencia inaceptable, muchos manatíes tienen que ser retirados de su hogar natural, de forma temporal, para que puedan recuperar su salud o crecer lo máximo posible hasta poder enfrentarse por sí solos a su complicado entorno.

En Estados Unidos, el Cincinnati Zoo and Botanical Garden, trabaja arduamente para poder rescatar a animales en latente riesgo y hace unos días celebró la llegada a sus instalaciones de 3 jóvenes machos manatíes.

El rescate se logró en conjunto, con la ayuda del U.S. Fish and Wildlife Service. Todo, con el objetivo de poder preservar y rehabilitar la población de esta especie animal en el ecosistema acuático del área de Florida.

Los 3 manatíes son huérfanos y necesitaban ayuda urgente

Contrario a lo que hacen otros zoos, no se pretende que estos manatíes inocentes pasen el resto de sus días en cautiverio, sino que puedan volver a nadar libremente en su hogar.

«El objetivo del programa es rescatar, rehabilitar y liberar a los manatíes. Nos sentimos honrados de desempeñar un papel en este importante trabajo de conservación. Esperamos poder ayudar a estos jóvenes a crecer y eventualmente regresar a su hogar natal», dijo Winton Ray, representante del zoo.

Merecen vivir en plena libertad


Se desconoce cómo los manatíes, Alby, Manhattan y SwimShady, perdieron a su madre y quedaron a la deriva en las aguas de Florida. Pero, en medio de su desgracia, han encontrado un buen hogar temporal que cuidará de su adecuado crecimiento.

Ojalá que muy pronto estos tres pequeños consigan volver al hogar del que fueron desterrados injustamente, tras perder a su madre, y que nunca más sean objeto de la codicia humana que persigue a su especie.