Salta a un pozo de azufre para salvar a su perrita y se quema el 70 % de su cuerpo, no resistió

El mundo animalista está de luto. A pesar del profundo dolor que supone dar a conocer la devastadora muerte del amante de los animales, Pablo Manuel Fustec, es indudable que su acto de heroísmo y amor puro y verdadero por su perrita Sasha, pasará a la historia.

Pablo era un actor de teatro francés de 32 años radicado en México

El motor de su vida eran sus tres perros, no se movía a ningún lado si no era junto a sus peludos, por quienes si fuera preciso, daría la vida, como realmente sucedió.

El pasado 13 de junio se encontraba paseando con sus mascotas por un yacimiento de aguas termales de azufre, en el estado de Zinapécuaro, Michoacán. Pero en el momento menos pensado, Sasha cayó al agua.

Sin pensarlo dos veces, Pablo se lanzó para rescatarla pero no imaginó las terribles consecuencias

Los resultados fueron absolutamente trágicos. El actor terminó con el 70 por ciento de su cuerpo quemado.

Pablo se encontraba con su novio, Jonathan Ramos, quien recuerda los momentos de horror que tuvo que vivir.

«Todo fue en 15 segundos, Sasha cayó y cuando llego veo a Pablo desesperado intentando sacar a la perrita. Él me regresa a ver, y recién en ese momento se percata de que su cuerpo se está quemando», cuenta Jonathan.

Junto a otro familiar pudieron rescatar a Pablo sólo para darse cuenta de las terribles quemaduras que había sufrido su cuerpo. Pero el actor lo único que repetía a gritos era:

«¡Salven a Sasha, por favor, salven a Sasha!»

Adoraba a sus mascotas más que a nada en este mundo

La escena que vivió Jonathan fue realmente dramática. Por un lado, trató de cumplir lo que le pedía su pareja: salvar a Sasha, pero ya era demasiado tarde. La perrita perdió la vida en el acto.

Por otro lado, estaba su novio que debía ser llevado a un hospital de inmediato, así que tuvo que despedirse de Sasha y dejar su cuerpo en la montaña.

¡Es desgarrador!

«Me dije: ¡Es que no puedo dejar el cuerpo de Sasha aquí!, pero veía a Pablo todo quemado, y tuve que elegir», dijo Jonathan entre lágrimas.

«Pablo, en una palabra: Amor… Sasha, en una palabra: Amor», resume Jonathan.

Pablo Fustec dio la Vida por su Hermosa Perrita Sasha

Pablo Fustec dio la Vida por su Hermosa Perrita Sasha😭

Publicada por HuskyMania World en Sábado, 11 de julio de 2020

Pablo fue llevado al hospital y luchó contra sus quemaduras durante varias semanas aferrándose a la vida.

A pesar de todas las donaciones recaudadas para la sangre que necesitaba, tras sufrir un choque séptico, el pasado 6 de julio, sucumbió a las heridas y dejó este mundo después de sufrir un paro cardíaco.

«Espero que con este terrible accidente haya un cambio en las personas de la forma de ver y tratar a los animales… Un ejemplo de lo que muy pocas personas haríamos por un animal. Ni siquiera lo pensó, dio su vida y para él valió la pena», concluyó Jonathan.

Sasha era una Gran Danés rescatada y adoptada por Pablo en el sismo de 2017

Fueron millones los que inundaron las redes con mensajes de dolor tras la triste partida de esta alma noble, para quien la palabra héroe le queda corta.

«Un héroe se nos adelantó. Un gran ser humano que sin duda deja huella en muchos de nuestros corazones. Pablo dio su vida por Sasha (su perro), eso es el amor verdadero. Eso es: ser humano. Descansa en paz, hermano», compartió el animalista Adry Parra en Facebook.

Su hermana Sophie, también habló a los medios unos días antes de su partida:

«Fue un acto de mucho coraje, cualquier perro habría hecho lo mismo para salvar a su maestro»

El final de este hombre ejemplar y su perrita fiel es tremendamente triste. De algún modo, Sasha se sacrificó para salvar a Pablo, pero él la amaba tanto que quizás pensó que no era justo dejarla partir sola, y decidió acompañarla detrás para abrazarse hasta la eternidad del otro lado del arco iris.

Por suerte, Jonathan se hará cargo de los otros perros, para ayudarlos a superar la muerte de su hermana Sasha y de su padre humano, a los que echarán tanto de menos.

Aunque lamentamos profundamente que un ángel como Pablo haya partido antes de tiempo, su amor inquebrantable por los animales hasta dar la vida, cueste lo que cueste, será su gran legado y jamás podrá ser olvidado. ¡Descansen en paz, Pablo y Sasha! ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!