Salva a un lorito paralizado que cayó de un nido y no se aparta de su lado para que sobreviva

En mayo Viviana Dávila y su cachorro Hiro estaban relajados en el patio trasero de su casa en Puerto Rico cuando fueron sorprendidos con algo extraño que estaba en el suelo.

Hiro no dudó en ir a mirar de qué se trataba y quería que su madre supiera sobre su gran hallazgo, que no era un objeto, sino alguien que había llegado ahí por alguna situación desafortunada.

“Noté que Hiro lamía algo en la hierba. Lamia y me miraba e insistió nuevamente lamiendo y mirándome. Era una señal de que algo estaba pasando y me acerqué”, dijo Viviana.

Cuando Viviana se aproximó y miró hacia abajo se dio cuenta de que Hiro había encontrado un pajarito que necesitaba ayuda.

“Inmediatamente busqué una toalla y lo recogí, el pajarito estaba muy indefenso”, agregó Viviana.

Hasta ese momento Hiro le había salvado la vida a este pequeño pajarito, pero este adorable cachorro después haría más que eso.

Después de consultar a un veterinario, Viviana se enteró de que el pájaro era un pequeño loro cuáquero. El pobre estaba parapléjico probablemente porque había caído de su nido.

Bajo esas condiciones sus posibilidades de supervivencia en la naturaleza eran muy pocas, por no decir que ninguna. Probablemente habría perecido en el suelo tirado si Hiro no lo hubiera encontrado a tiempo.

Sin embargo, este lorito demostró ser un luchador y Viviana se comprometió a mantener encendida la luz de la esperanza, pero nunca imaginó que contaría con la ayuda de Hiro, quien se tomó muy en serio su rol de padre protector.

“El veterinario nos dijo que en casos similares recomienda ponerlos a dormir para siempre, sin embargo, se sorprendió mucho ver cómo Hope se esforzaba por vivir”, dijo Viviana.

Fue entonces cuando decidió darle la bienvenida a Hope a su familia para cuidarlo lo mejor que pudiera siguiendo las instrucciones del veterinario.

“Después de una semana y media su mejoría era notable. Hiro ha sido parte de ese esfuerzo, desde el primer día no se ha alejado de él”, dijo Viviana.

Viviana lo alimentaba a con regularidad y hacía todo lo posible para mantenerlo muy cómodo.

“Ya nada le importa porque tiene un nuevo propósito: cuidar a Hope”, dijo Viviana.

Poco a poco Hope se fue adaptando a su nuevo hogar, cada día su cuerpo se fue fortaleciendo más. Hiro no ha descansado para garantizar que su corazón también sane.

“Tener esperanza y cuidarlo hasta ahora ha sido una gran experiencia. Hope nos enseña cada día sobre la perseverancia y la empatía”, agregó Viviana.

Actualmente donde quiera que vaya Hope, Hiro también está allí. Entre ellos nació una hermosa amistad. Con suerte, Hope continuará prosperando con Hiro a su lado.

“Nos sentimos orgullosos y honrados de tener a Hiro. Aunque siempre ha sido un cachorro muy bueno”, expresó Viviana.

Gracias a Hiro, Hope no solo sobrevivió, sino que ahora también tiene un lugar amoroso al que llamar hogar. Comparte esta emotiva historia que nos demuestra lo grande que es el amor.