Salva a un “gatito” de la calle, y después se da cuenta de que realmente no es lo que parece…

Son muchas las personas de corazón noble que deciden ayudar a un animal, aunque no cualquiera tiene el valor de ayudar a un pequeño animal desvalido. Pero aquellos que deciden ayudar a los más necesitados conocen las sorpresas que pueden encontrarte al rescatar un animal de la calle.

Los animales cuando son cachorros generalmente necesitan a su madre para defenderse de los depredadores y de los peligros de su entorno. Cuando un cachorro se separa de su madre, podría encontrarse con muchos peligros de los cuales no es capaz de defenderse. Así se encontraba el protagonista de esta historia, un pequeño gatito solo por las calles.

Hace solo un par de días un joven de Minnesota estaba en un estacionamiento cuando escuchó el pequeño maullido de un gatito; al acercarse, encontró al minino solo y acurrucado junto a un auto.

El joven no lo pensó dos veces, no podía dejar a este amigo ahí solo y desprotegido, así que lo tomó y lo llevó a casa con él. Le dio ayuda básica como comida, agua y calor, pero al mirar más detenidamente el felino, notó que tal vez se trataba de un gato muy singular.

Este pequeño no era un gatito normal y doméstico, el joven que lo rescató empezó a notarlo cuando se percató de algunos rasgos particulares en el pequeño minino. De inmediato, pidió ayuda.

Se comunicó con un centro de rehabilitación y cuidado animal de Minnesota, allí habló con la directora, Tami Vogel. Cuando el gatito llegó al recinto y fue examinado pudieron constatar que en definitiva no se trataba de un gato común.

Era nada más y nada menos que un gato montés. Para la sorpresa de todos, este feroz felino había llegado hasta la ciudad y finalmente a las manos de su rescatista. Según lo que imaginaban los trabajadores del refugio, el pequeño gatito se había separado de su madre, estando perdido y desubicado llegó al estacionamiento.

ExpertoAnimal

Posiblemente, él y su familia se encontraban en peligro por lo que se separaron y al intentar volver con su madre no pudo lograrlo. Y su madre probablemente no notó que faltaba uno de sus pequeños al estar ocupada con el resto de la camada.

En casos como este, lo ideal es hacer una revisión al animal perdido y, de encontrarse en buen estado, devolverlo lo más pronto posible al lugar donde fue encontrado. De este modo, el pequeño tendrá más posibilidades de poder reunirse con su familia.

Sin embargo, en este caso en específico no pudieron hacer eso, ya que el pequeño se había adentrado demasiado en la ciudad y era muy peligroso dejarlo en ese ambiente.

Love Meow

Por lo tanto, decidieron cuidarlo por un tiempo en el refugio y posteriormente lo trasladaron con un cuidador especializado en gatos montés que se encargaría de él hasta que pudiera volver a su hábitat natural.

Es bueno saber que esta historia tuvo un final feliz. Recuerda que siempre es importante llamar a las personas adecuadas para el trato con animales, especialmente cuando los has encontrado en las calles.

Comparte esta historia con tus amigos.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!