Salva a su traviesa perrita cuando se precipitó repentinamente desde el segundo piso

Una mujer con reflejos de acero se convirtió en la heroína de su perrita al rescatarla de un trágico final cuando esta cayó de una ventana hacia el vacío ubicada a más de 6 metros de altura.

Como si de una escena de Hollywood se tratara, la cámara de seguridad de la casa de Rachel Green captó el momento en que la mujer extiende sus brazos para atrapar a su mascota, justo centímetros antes de que se estrellara contra el suelo.

La perrita hubiese terminado muy mal de no haber sido por su dueña.Perrita

La canina en cuestión es Florence, una border collie de 6 años bastante melosa e inquieta, a la que no le gusta separarse ni un minuto de su madre. Lo que la perrita no sabía eran las terribles consecuencias que podría tener su apego a Rachel.

Este mes, mientras la mujer hablaba con un instalador de ventanas al frente de su casa en Hawkinge, Kent (Inglaterra), Florence decidió espiarla desde un baño ubicado en el segundo piso de la residencia.

Al parecer, mientras miraba por la ventana la perrita la abrió y perdió el control, cayendo al vacío.

Por suerte, Rachel actuó rápido y una especie de sombra que percibió desde lo alto con el rabillo de su ojo la hizo reaccionar.

En cuestión de segundos la mujer corrió y extendió sus brazos, logrando atrapar a la perrita.

El trabajador con el que Rachel conversaba no tuvo tiempo de reaccionar y quedó perplejo ante la situación. La mujer fue la verdadera heroína en la historia, pues no dudo ni un segundo en correr para atrapar a Florance.

La traviesa canina no sufrió ningún tipo de lesión, pero sí se llevó un gran susto y le generó un fuerte impacto a su mamá. De hecho, en las imágenes pareciera que la perrita llegase a tocar el suelo y de hecho lo hizo, pero Rachel ya había atajado la velocidad de la caída.

Las imágenes son sorprendentes y el impávido trabajador no tuvo tiempo de participar en el rescate. Además, el hombre se encontraba de espaldas al lugar en el que cayó la perrita y su campo de visión era nulo.

A diferencia de la dueña que por cosa del destino alcanzó a mirar a la perrita jugando desde la ventana.

Aunque Florence es muy apegada a la mujer, Rachel quedó sorprendido con lo que sucedió.

“No, ella nunca había hecho eso antes y tiene seis años, ¡así que fue un poco impactante!

Ella siempre ha sido una perrita independiente, pero supongo que se ha vuelto así, muy apegada a mí, desde la pandemia porque yo estaba trabajando desde casa, siempre quiere estar a mi lado.

¡Simplemente no me di cuenta de lo lejos que iría para hacer eso!”, señaló.

Los accidentes suceden y quizás en este caso no hubo manera de prevenirlo, lo que sí nos queda claro es que los ángeles guardianes de la perrita estaban bien despiertos; al igual que su dueña.

Esta mujer se ha llevado un botó al mérito por sus reflejos de acero.

Después de que la mujer compartiera la grabación de seguridad en sus redes sociales, el vídeo se viralizó y recibió tanto aplausos como señalamientos por “irresponsable”.

Pero vale la pena rescatar que el suceso no se debió a la negligencia de la dueña, al contrario, esta mujer se comportó a la altura de las circunstancias.

Todos sabemos lo travieso que muchas veces pueden llegar a ser nuestras mascotas y esta perrita no es la excepción. Pero al final del día solo hay algo que vale: Florance está sana.

«Lo principal es que mi perrita está absolutamente bien y no sufrió nada más que dolor en la pierna durante un par de horas».

¡Suerte! ¡Oh, y estuve afuera por cinco minutos como máximo, así que no es como si ella hubiera estado allí por mucho tiempo!”, aseguró Rachel.

Bravo por esta súper humana que salvó a su mascota de un episodio bastante comprometedor en su vida.