«Salvo a los que nadie salvará» – Cuenta cómo lucha por rescatar a los perros más vulnerables

En muchos casos solo basta hacer pequeñas acciones para lograr grandes diferencias. Para los animales vulnerables que se enfrentan a las duras condiciones de la calle la solidaridad de algunos puede cambiar por completo su vida.

Los verdaderos héroes superan la ficción y no usan capa, si aún lo dudas, conoce a Jamie Bunny McKnight. Una mujer que insiste en cambiarle la vida a los perritos de Pawlicious Poochie.

Jamie es de San Petersburgo, Florida.

Jamie es una súper mujer que le está cambiando la vida a los perritos callejeros más viejos, más enfermos y con menos posibilidades de encontrar una familia debido a la condición que padecen.

La amable mujer inició la organización con la intención de salvar a todos los perritos que sufrieron malos tratos o fueron abandonados por personas abusivas. Es sin duda, la figura principal que detrás de PPPR, ha rescatado a más de mil perritos por su cuenta.

Jamie invierte todo su dinero en ayudar a los perritos más vulnerables.

Esta adorable organización insiste en representar todo color rosa, no solo los detalles del lugar sino algunas prendas de los perritos, con el objetivo hacerlos lucir más alegres a pesar de la difícil situación por la que pasaron.

Al respecto Jamie comenta:

Elegí el color rosa y los destellos porque muchos rescates son oscuros y tristes. Todo el mundo sabe que el rescate es triste, pero quería hacerlo feliz, brillante y exagerado para que más personas quisieran involucrarse”.

PPPR salva a animalitos de todas partes, incluso de refugios en los que los sacrifican. Para Jamie los animalitos son tan importantes que nunca les ofrece un hogar de acogida, sabe que necesitan una gran cantidad de tiempo y atención.

Se refiere a los perritos rescatados como sus “kiddos”, ella misma se asegura que todos estén en el mejor estado posible.

Jamie muchas veces visita los refugios y pregunta por los “perritos más patéticos”.

No podemos negar que muchos de estos perritos tienen traumas emocionales difíciles de superar, pero gracias al amor de Jamie y el apoyo público muchos perritos consiguen el final feliz que nunca imaginaban.

Hay muchos perritos que esperan ser adoptados, otros, viven permanentemente con ella, todos son tratados con total amor y respeto mientras disfrutan de los mimos y paseos que Jamie y sus voluntarios les ofrecen.

Cadmar fue atropellado por un automóvil y lo dejaron sin la capacidad de orinar o defecar.

Afortunadamente, Jamie se ha asociado al Hospital de Animales Partridge donde atienden directamente los casos más delicados. Desde luego que cuidar a estos perritos tiene un costo elevado, en promedio cada uno puede requerir desde mil hasta seis mil dólares. 

Incluso puede superar este monto dependiendo de las lesiones o enfermedad del perrito. Todos los tratamientos son necesarios para poder salvarles la vida.

Muchos perritos de los que ha rescatado Jamie se sometieron a múltiples cirugías para mejorar su calidad de vida.

Detrás de tantas historias tristes hay gente maravillosa que apuesta por darle una segunda oportunidad a los perritos que son despreciados en los refugios solo por lucir diferentes.

Lucho por desvalidos. Salvo a los que nadie salvará. Hago lo que otros no hacen porque es demasiado costoso. El día que llegué por primera vez a un rescate, muchos se rieron de mi nombre Pawlicious Poochie Pet Rescue. Entonces pensé en marcar la diferencia y hacer que PPPR  fuera una gran institución”.

Personas como Jamie cierran las cicatrices de los perritos y les abren las puertas de las oportunidades para que puedan disfrutar de las cosas buenas de la vida. Dios siga bendiciendo su hermosa labor y que más personas se motiven para que sean parte de esta hermosa causa.

Por favor, no despreciemos a los perritos solo por lucir diferentes. Todos merecen ser tratados con respeto y amor. Aplaudimos y compartimos la gran labor de esta mujer, un ángel para muchos animales sin esperanza.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!