Anciana solitaria recupera la esperanza con las visitas del San Bernardo de la casa de al lado

Sally Rewehooeern perdió a su esposo en 1990 y desde entonces ha vivido sola en Mount Vernon, Washington. Sus hijos abandonaron el hogar y se fueron a vivir a otras ciudades de los Estados Unidos, por lo que la anciana encontró consuelo en Blizzard, el perro del vecino.

Sally Rewehooeern

Blizzard visitaba a diario a la anciana, llevándole un poco de alegría y consuelo, pues esta mujer había nacido en Holanda y la presencia del perro de su vecino, le recordaba un poco a la granja en la que había crecido cuando era niña.

Sally Rewehooeern

En el 2017, el pobre Blizzard falleció y la muerte del perro afectó seriamente a la pobre Sally, que se sintió muy sola al haber perdido a su querido compañero de cuatro patas. No importaba que el perro realmente fuera de su vecino, el hecho de que pasara algo de tiempo con ella, cada día, le traía un gran consuelo a su corazón.

Fue entonces cuando Dave Mazarella, el vecino de Sally, decidió comprar un nuevo cachorro, esta vez de San Bernardo. El pequeño se llama Brody y la anciana no tardó nada en encariñarse muchísimo con él, en especial porque es enorme y adorable.

View this post on Instagram

Watching the news with Sally.

A post shared by Blizzard/Lulu and Brody/Sally (@blizzardandlulu) on

Brody pasa una gran cantidad de tiempo con Sally, sobre todo cuando su familia se ausenta y él se queda solo en casa. Es entonces cuando el grandulón visita a la anciana y la acompaña a hacer algunos de sus quehaceres.

Mazarella no se explica cómo Brody supo, tan pronto, que podía encontrar en Sally a una buena amiga con la cual pasar las tardes, ver televisión, salir a caminar cerca de la casa y hasta ir de paseo en el auto.

Sally Rewehooeern

Para la anciana de 90 años, la compañía de este hermoso animal se ha convertido en una de sus mayores alegrías, por lo que recibirlo en casa le genera una enorme emoción. Podemos ver numerosas fotos de Sally en Instagram acompañada del cachorro, e incluso emotivos videos que no han pasado desapercibidos a los ojos de cientos de usuarios.

Sally Rewehooeern

Inspired

Sally a veces bromea, diciendo que no sabe cuánto este gran cachorro va a parar de crecer. De momento piensa que muy pronto llegará el día en el que sencillamente no pase por la puerta. Las dimensiones de Brody emocionan a la anciana, que recuerda a los animales de granja con los que pasó buena parte de su infancia, en las campiñas holandesas.

Si te gustó esta tierna historia, no dudes en compartirla con tus amigos en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!