Se casan y él se queda desconcertado al descubrir el “loco amor por los animales” de su esposa

Mucho hemos escuchado que una vez casados es cuando realmente conocemos a nuestra pareja, y a Chris y Gabi Vannini así les sucedió tras descubrir el inmenso amor por los animales.

Esta pareja se conoció en la universidad y aunque en el dormitorio tenía una estricta política de “no mascotas”, Gabi logró tener un cangrejo ermitaño llamado Holden.

Realmente Chris no era que desconocía el amor de Gabi por los animales, ya que él la acompañaba cuando se ofrecía como voluntaria en un refugio local, y aunque él también tenía cierta inclinación por ellos, nunca se imaginó cuánto aumentaría ese amor después que unieran sus vidas.

Tan pronto como se mudaron juntos adoptaron a Snoopy, su primer perro, y Gabi sugirió casualmente que también se inscribieran en un programa de acogida. 

Chris al principio lo dudó, pero estuvo de acuerdo, y de un momento a otro su tranquila casa se llenó de animales necesitados.

“Si bien éramos amantes de los perros no procesé lo loco que iban a ser las cosas”, dijo Gabi.

Esta pareja ha estado casada por 8 años y por su hogar han pasado por más de 400 animales, actualmente tienen 14 animales, y lo máximo que han tenido son 17.

“Tenemos 6 perros y un gato trípode que está convencido de que es un perro. También tenemos 6 roedores que técnicamente no son nuestros, pero son residentes a largo plazo. Tenemos un séptimo perro que estamos entrenando”, agregó Gabi.

A veces han tratado de manejar una lista de espera para animales de crianza, pero siempre hay uno que necesita desesperadamente un lugar a donde ir y siempre terminan aceptándolo.

Incluso ayudaron durante un verano a descongestionar 48 perros.

“Ayudamos a una madre y a sus cachorros, un perro con heridas graves por mordedura, uno con un problema ocular, varios con miedo a ser tocados y otros que estaban bien después de la atención veterinaria, pero necesitaban un lugar mientras conseguían un nuevo hogar”, dijo Gabi.

En ese verano Gabi estaba luchando con algunos problemas de salud y no podía conducir, por lo que Chris hizo todo, además de cumplir como reportero de fútbol.

También llevaba a Gaby a su trabajo todos los días y las citas con el médico. Realmente fue una situación extraordinaria.

“Creo que Chris siempre fue también un amante de los animales, pero no se había dado cuenta. Creo que hay ciertos compromisos que las personas pueden hacer por sus seres queridos, pero hacer todo lo que hacemos no es algo que lo hace una persona sin un gran amor por los animales”, dijo Gabi.

Chris ya es experto sobre el cuidado de los animales, es capaz de alimentar a los cachorros y gatitos por sonda, alimentar a los cerdos con biberón, administrar medicamentos y cuidar a los animales enfermos.

Si bien su casa puede ser un poco ruidosa y caótica a veces, también está llena de mucho amor.

Indudablemente, Gaby y Chris son una pareja particular que se mantienen unida gracias al gran amor. Comparte su emotiva historia.