Se despide de su minina anciana de la que jamás se separó a pesar de ser alérgico a los gatos

No hay nada más bonito que compartir nuestro día a día con una mascota. Perritos y gatitos siempre encuentran una manera de convertirse en los reyes de la casa y forman un vínculo tan especial con los humanos a su alrededor que realmente son un miembro más de la familia.

Todos los que alguna vez pasamos por la experiencia, estamos de acuerdo en que tener una mascota es maravilloso.

El único problema es que no viven para siempre. Decir adiós a nuestros seres queridos siempre resulta demasiado doloroso y los peluditos de la familia no son la excepción.

“Era el animal más dulce y cariñoso que he tenido. Hoy marca el día en que no tendré eso”, se despidió @thelivinghomer.

Cuando esto sucede, cada persona tiene su propia manera de lidiar con el duelo. Un usuario conocido en las redes como @thelivinghomer tuvo que decir adiós a su gatita de más de 17 años y decidió acudir a las redes para realizarle un pequeño homenaje.

La bonita historia de amistad entre ambos ha dejado a muchos conmovidos. Cuando Princesa llegó a la casa de @thelivinghomer, él nunca pensó que se encariñaría tanto con ella.

Después de todo, siempre había sido alérgico a los gatos y habían llevado a la peludita con la intención de que le hiciera compañía al padre del joven.

“Convirtió a las personas que le tenían miedo o a los que no les gustaban los gatos, en personas que la terminaron amando”, dijo en su carta.

Sin embargo, horas después de su llegada Princesa comenzó a seguir a @thelivinghomer a todos lados. Estaba claro que había elegido cuál sería su humano favorito.

“Se suponía que eras para hacerle compañía a mi papá. En cambio me hiciste compañía a mí. Durante 17 años he tenido a la mejor gata de todos los tiempos”, agracedió @thelivinghomer.

Fue así como nació una maravillosa amistad. Si @thelivinghomer no estaba en casa, Princesa pasaba el día entero junto a la puerta esperando a su humano.

Cuando finalmente llegaba, adoraba recibirlo con los maullidos más altos y lo perseguía hasta finalmente quedar dormida en su regazo. Las alergias de @thelivinghomer se convirtieron en un serio impedimento para poder pasar tanto tiempo junto a la gatita.

Sin embargo, él estaba dispuesto a tomar tantos antialérgicos como fuese necesario para brindar un par de mimos a su fiel amiga.

“Muchos me preguntaron por qué la tenía si yo era alérgico a los gatos. La razón es que no podía imaginarme no tenerla”, explicó el dueño de Princesa.

Acompañamos al dueño de Princesa y a todos los que han tenido que decir adiós a sus queridas mascotas. No pasa un día sin que recordemos a nuestros angelitos peludos que ya no están con nosotros.

No te vayas sin compartir esta despedida tan especial para dejar en alto a Princesa y recordar a aquellos peluditos que han marcado nuestra vida.

Más noticias sobre: