Se despierta todas las mañanas con la perrita de su vecina en su puerta lista para saludarla

Mucho hemos escuchado decir que el perro es el mejor amigo del hombre, y Shophie Moore así lo confirma después de recibir diariamente la visita de Edith, una labrador de color negro, tras su mudanza a su nueva casa.

Enlaces patrocinados

Shophie era una nueva residente de la zona, y acababa de pasar por una ruptura amorosa y extrañaba mucho a su amigo peludo, quien se había quedado viviendo con su expareja, por lo que no pudo evitar sentirse un poco sola.

Para sorpresa de Shophie, un día en la mañana apareció del otro lado de su puerta una visitante inesperada, cuya presencia inmediatamente ayudó a Shophie en su proceso de adaptación y a sentirse más como en casa.

Para sorpresa de Shophie, la nueva vecina del barrio, esta noble perrita estaba sentada fuera de la puerta de su cocina pidiendo entrar.

«Al principio, cuando llegué ella estaba un poco recelosa de mí, pero después de algunas galletas y cariño pronto se convirtió en mi amiga», dijo Shophie.

Shophie y Edith no tardaron mucho en fomentar un vínculo de amistad sincero. Ambas comenzaron a tener una encantadora rutina.

Todas las mañanas, cuando Shophie se despierta ve a Edith esperando ansiosamente del lado de afuera de la puerta lista para la primera visita del día.

Enlaces patrocinados

“La mayoría de los días la perrita está sentada del otro lado de la puerta de mi casa. Cuando la abro ella entra, viene a mí y me saluda. Ella se quedará mientras yo esté en la cocina”, agregó Shophie.

Shophie no podría estar más feliz de comenzar el día con una cara amistosa y peluda como la de esta hermosa y noble perrita.

“Conmigo ella solo quiere muchos abrazos y cariños en la cabeza. Le encanta meter la cabeza entre tus piernas para poder apretar todo su cuerpo y que puedas rascarle el trasero», dijo Shophie.

Los dueños de Edith le permiten caminar por todo el vecindario con plena libertad, por lo que es imposible saber cuántas visitas esta perrita hace en un día.

Pero, para Shophie las constantes visitas de Edith le han ayudado a adaptarse más fácilmente a su nueva vida, y siempre le estará agradecida.

Enlaces patrocinados

“No tener a mi perro aquí conmigo ha sido muy difícil porque lo extraño mucho, siempre he tenido perros en mi vida. Así que ver a Edith ciertamente me ha ayudado a llenar el vacío de no tener cachorros ahora», dijo Shophie.

Para Shophie significa mucho que esta adorable perrita mueva la cola cuando la ve y que ningún día olvide pasar por su casa.

“Ver que menea la cola cuando me ve es muy reconfortante para mí», agregó Shophie.

Sin lugar a duda, Edith sabe muy bien que con su presencia está ayudando a Shophie a superar su estado emocional y que se sienta feliz en su nueva casa.

Comparte esta adorable historia que nos muestra lo especiales que son nuestros amigos peludos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!