Se enamoran perdidamente de un gato obeso y lo adoptan para que no muriera de hígado graso

Mike Wilson y Megan Hanneman son una dulce pareja enamorada de los gatos que han hecho de ellos no sólo su pasión, sino su profesión. Preocupados por la salud de los felinos, estos chicos decidieron dedicarse a la fabricación de muebles de pared para gatitos. Así que Mike y Megan no sólo los aman sino que harían todo por mantenerlos sano.

Los muebles fabricados en la empresa de la pareja están pensados en promover las actividades físicas de los gatos para mejorar su salud.

Pero el propósito de estos chicos tuvo otra razón más fuerte cuando conocieron a Bronsonn, el gatito de gran tamaño que decidieron adoptar para salvarle la vida.

Mike y Megan visitaron a la Sociedad Protectora de Animales para echar un vistazo, sin saber que había un felino de 3 añitos que terminaría por robarles el corazón.

Los chicos quedaron asombrados por el tamaño de Bronson pues saben lo riesgoso que es un animalito de ese volumen pero no sólo eso sino que los ojitos de la criaturita los enamoró.

No pudieron contenerse a tanta ternura junta.

Aunque no se lo llevaron en mismo día, los chicos no tardaron mucho en iniciar el proceso de adopción. La pareja ya tenía dos gatitos en casa pero con Bronson sintieron una conexión especial. No sólo querían brindarle un nuevo hogar, sino la oportunidad de tener una vida más larga.

El estado de Bronson lo ponía en peligro de morir a causa de hígado graso o sufrir otro tipo de enfermedad que resultase fatal para él.

En el refugio les informaron que no sabían exactamente la razón de las dimensiones de Bronson pero que había llegado allí debido al fallecimiento de su antiguo dueño. Después de saber todo esto los esposos no tenían nada más que decir, lo llevarían con ellos a casa.

Hace tres meses que Bronson se integró a su nueva familia, desde entonces empezó con una dieta especial recomendada por su veterinario. En ese momento el gatito pesaba casi 7 kilos y tenía dificultad para moverse, así que utilizaban una almohada como medio de transporte.

Mike y Megan tenían nervios de cargarlo pues sentían que lo podían lastimar, cosa que no sucedía con la almohada.

Brason tampoco se sentía muy agusto en esa posición.

Este chico sólo come 375 calorías diarias que están divididas entre comida húmeda y otra sólida. Además tiene una rutina de ejercicio que incluye jugar con algunos objetos por unos 20 minutos, mientras está acostado.

Aunque su rutina favorita es dormir sin ser molestado.

Pero Bronson también debe caminar aunque esto no le parezca muy divertido. Por esa razón, sus papás lo motivan como pueden.

En ocasiones lo sacan de su rincón favorito para obligarlo a que camine un poco y una de sus rutinas de ejercicios consiste en mover su plato de comida por la habitación que lo persiga.

El objetivo de Mike y Megan es que Broson pierda medio kilo al mes.

Hasta ahora ha logrado perder casi kilo y medio, lo cual es bastante satisfactorio para todos. Gracias al interés que han puesto sus papitos, este amigo tendrá una mejor vida y gozará de mayor salud. Puede que se vea adorable pero su condición ponía en riesgo su vida.

Si conoces a algún animalito como Bronson por favor comparte esta historia y adviérteles a sus papás sobre los peligros de tener este tamaño. Nadie quiere perder a sus mascotas así que infórmales antes de que enfermen.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!