Se encariña con un perro de asistencia y se niega a entregarlo a su dueño discapacitado

David Guindon siempre ha sido un gran amante de los animales, pero su relación con los perros se volvió mucho más especial cuando comenzó a necesitar de un canino de asistencia para poder hacer su día a día más llevadero. David, quien ahora debe estar en una silla de ruedas, comenzó una hermosa relación con un husky llamado Zeus. Había sido entrenado y se convirtió en una parte fundamental de su vida.

David tiene actualmente 52 años de edad.

Por desgracia, en el 2016 Zeus desapareció. Una enfermera había dejado una puerta abierta y el perro salió de allí sin regresar nunca más. David quedó con el corazón roto. Comenzó a buscarlo por todos lados e incluso contrató a un detective para que lograra dar con el paradero de su leal husky.

David quedó postrado en silla de ruedas tras padecer un ataque cardíaco.

Por desgracia, el tiempo pasaba y los médicos urgían a David a que consiguiera un nuevo perro de asistencia para poder realizar sus tareas diarias. Fue así como consiguió a Zero, otro husky; pero nunca se rindió en la búsqueda de Zeus.

David vive con sus perros en la ciudad de San Bernardino en California.

Cuando ya habían pasado casi dos años de la dolorosa desaparición de Zeus, David recibió una llamada que lo dejó en shock. Se trataba de Home Again, la compañía que había puesto el microchip a Zeus. Le estaban informando que había una mujer con su perro y estaba haciendo los procedimientos para que el microchip fuese reasignado a ella y a su dirección.

“Les dije que no había manera. Era mi perro. Se me había perdido, pero nunca lo dejé en la calle ni lo entregué a nadie más”.

Empezó una larga discusión. En Home Again se negaron a darle los datos de la mujer. Lo único que sabían era que ella tenía un hijo con autismo y que tras una maravillosa conexión no quería separarlos. David acudió a las autoridades y realizó un llamado en las redes para exigir que le devolvieran a su perro.

David había vivido con Zeus durante seis años.

Cuando la policía acudió a la casa de la mujer ella simplemente dijo que el perro había vuelto a escaparse y que no sabía en dónde se encontraba. Comenzó un largo proceso y tras la presión que realizaron miles de personas en las redes sociales, finalmente lo lograron. La mujer, cuyo nombre no ha sido revelado, entregó finalmente a Zeus y el dulce perro pudo volver con su dueño.

“Zeus ya está en casa. Gracias a todos los que nos ayudaron, comentaron y rezaron por él. Estamos más que agradecidos”.

Finalmente David se encuentra reunido con sus dos leales huskies que lo ayudan en todas sus tareas del día a día y le dan muchísimo amor.

Comparte esta emotiva historia para celebrar la esperada reunión. David nunca se rindió con su perrito y ahora ambos podrán volver a estar juntos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!