Nada lograba calmar los nervios de la novia hasta que apareció su perro justo antes de la boda

Los momentos especiales merecen ser celebrados con nuestros seres queridos, y para muchos de nosotros eso incluye a los peludos de la casa: nuestras mascotas.

Cuando Kristen Dupree y su pareja comenzaron a planificar su boda, sabían que el hermoso labrador de color negro tenía que participar en cada momento.

Zeke asistió a la fiesta de compromiso y a la despedida de soltera, pero su labor más especial la hizo el día de la boda.

“Adoro que las parejas incluyan a sus mascotas en las fotos. Estar junto a ellos despierta las emociones más auténticas y es mucho más fácil capturar momentos de felicidad”.

Kristen se encontraba muy nerviosa y necesitaba calmarse para que todo saliera bien durante la sesión de fotos. Para eso, nada mejor que unos cuanto minutos de juegos y mimos con el adorable Zeke.

La dama de honor fue a buscar al perrito y el resultado fue maravilloso. Le pidieron a la fotógrafa, Perri Farlow, que capturara este hermoso momento y terminó siendo una de las mejores fotografías de la boda.

“Zeke tuvo un efecto de paz en Kristen y Duncan. Es obvio que se aman y son una hermosa familia”.

Normalmente, es tradición tomar unas fotografías que se centran la reacción del novio al ver por primera vez a su futura esposa con el elegante vestido blanco. Sin embargo, este papel se lo robó el simpático Zeke.

Zeke tiene 2 años y es muy juguetón.

Tanto en la mirada de Kristen como en la de su querido perrito no se puede ver más que amor. El labrador estaba sumamente feliz de formar parte de este día y solo quería correr hacia su dueña para darle besos y ayudarla a sentirse mejor.

“Me pidieron tomar las primeras fotos con el vestido de novia con Zeke. Acepté muy emocionada. Era una idea muy tierna”.

Por suerte, el perro también es muy obediente y supo regalar las mejores poses para hacer que las fotos de la boda fuesen verdaderamente perfectas.

Como era de esperar, su perrito era todo lo que necesitaba. Después de la graciosa sesión de fotos, Kristen ya se sentía de maravilla y dispuesta a continuar con la ceremonia.

Kristen se casó con 24 años de edad.

Pero eso no fue todo. El lindo perrito la pasó genial a lo largo de toda la fiesta. Durante la recepción incluso crearon un cocktail especial con su nombre que resultó ser el favorito de muchos de los invitados.

Después de todo, Zeke es un miembro muy importante de la familia y merecía formar parte de este día tan especial.

¿Qué opinas de las tiernas fotografías? Comparte esta nota para celebrar la enorme alegría que nuestras mascotas nos dan cada día.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!