Se encuentra en la sala con una simpática yegua intrusa que se sintió como en casa

Doug Renoe es un hombre que adora recibir visita y dar a sus familiares y amigos la mejor atención posible. Sin embargo, no podía imaginar que un día contaría con una visita realmente inusual. Doug escuchó algo muy extraño desde la cocina. Se asomó para averiguar qué estaba sucediendo y quedó en shock al descubrir que una enorme yegua estaba cómodamente instalada allí mientras se robaba su cena.

Enlaces patrocinados

Doug vive en la ciudad de Dunedin, en Nueva Zelanda.

Doug y su esposa quedaron encantados con la inesperada visita. Se trataba de un hermoso y simpático animal. Estaba claro que la dulce peluda se encontraba realmente cómoda allí. La pareja nunca antes había tenido un caballo y jamás pensaron que les gustase la idea. Sin embargo, la hermosa yegua les robó el corazón.

La yegua no solo se comió la cena de la pareja, sino que también tomó algunas zanahorias del huerto.

Doug estaba imaginando cómo sería la vida con su nueva mascota cuando decidió comprobar que realmente no fuese la yegua de uno de sus vecinos. Acudió al grupo de Facebook de su comunidad y explicó todo sobre su especial visita. En un par de horas, varias personas la habían identificado y llevaron la noticia a su dueño. La yegua se llamaba Sharq y al parecer tiene la costumbre de realizar divertidas excursiones por la zona.

“¿Hay alguien en la zona que haya extraviado una yegua? Ella llegó a mi casa y se comió mi cena. Si nadie la reclama; mi esposa y yo queremos tenerla como mascota”, explicó Doug.

Enlaces patrocinados

Un hombre llamado Ben Telfer-Hynes resultó ser el dueño de Sharq. Explicó que era una yegua acostumbrada a pasar algo de tiempo dentro de la casa y que era muy traviesa. Él y Doug se pusieron en contacto y la hermosa Sharq volvió a su casa después de disfrutar del merecido banquete que había encontrado en la casa de la familia Renoe.

“Estoy muy feliz de saber que encontró un hermoso lugar para descansar por unos segundos”, dijo Telfer.

No hay dudas de que Sharq es una graciosa yegua capaz de robarse el corazón de todos sus vecinos. Después de todo, ¿quién podría negarle sus zanahorias a una peludita tan adorable? Es un alivio saber que Doug logró contactar al dueño y entre todos se aseguraron que la yegua regresara sana y salva.

¿Qué harías si encontrases un enorme caballo fisgoneando en tu cocina? ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!