Muchos compartieron la foto del adorable bebé ornitorrinco pero en realidad no era un animal

No hay nada más enternecedor que la imagen de un animalito bebé; el solo hecho de verla nos llena de una inefable simpatía. Tal vez eso llevó a que muchas personas en la web se confundieran, al creer que una obra de arte de un escultor era un ser vivo de carne y hueso.   

Internet es un mundo increíble que nos da un sinfín de posibilidades de entéranos, conocer e informarnos de muchísimas cosas. Pero, las publicaciones deben ser bien revisadas y contrastadas para estar seguros de su veracidad, y no caer en equivocaciones.  

Hace unos días una foto encantadora y verdaderamente sublime estuvo dando vueltas por todo el ciberespacio, se trata de lo que se creía que era un ornitorrinco bebé. No se puede negar que la imagen mostrada es una hermosura, y muchos usuarios se enamoraron de inmediato al verla.  

Pero no se trataba del animal real, sino de la creación artística de Vladimir Matić-Kuriljov, un escultor que es tan bueno en lo que hace que sin querer llevó a que miles de internautas se confundieran de esa manera, y que tuvo que ser desmentida por una prestigiosa revista de ciencia. 

La tierna y real escultura de Vladimir de un bebé ornitorinco

«Solo quería aclarar que es una escultura de Super Sculpey, una arcilla polimérica», dijo el artista. 

Matić-Kuriljov no quiso confundir o engañar a los internautas, sencillamente dio a conocer la obra de su prolija creatividad.  

«La descripción de la obra en mi publicación de ArtStation lo dice claramente, es solo el título lo que resulta ser engañoso: Bebé ornitorrinco de piedra. Lo que realmente tenía en mente era una especie de fantasía, nunca pensé que podría ser malinterpretado», acotó el creador. 

Lo interesante es que muchas personas empezaron a publicar fotos reales de bebes ornitorrincos, y de inmediato se puede observar la diferencia. Por naturaleza, los pequeños mamíferos poseen un pico parecido al de los patos, que les sirve para para buscar y sujetar presas y poder alimentarse. Y poseen una cola similar a la de los castores. 

Bebé ornitorrinco real ¡Hermoso!

“Parecen malvaviscos que se estrellaron a toda velocidad y a los que luego les salió un pico y aletas de pato”, dijo un usuario. 

La textura de la piel de un ornitorrinco bebé es suave y blanda, no rígida y dura como la de la escultura que se hizo viral. Otro hecho importante de resaltar, es que es uno de los pocos mamíferos que se reproducen por huevos. Además, el macho de la especie es venenoso.  

Y sin tener pezones son capaces de amamantar a sus crías, a través de la leche que se acumula en los pliegues que se forman en su cuerpo. A pesar de lo maravillosas que son estas criaturas, cada vez hay menos en el planeta.  

El ornitorrinco ha disminuido justo en frente de nuestras narices. Tenemos un área enorme en todo el rango del ornitorrinco donde literalmente no sabemos si están allí ni en qué número si lo están”, aseguró Tahneal Hawkedoctorando en la Universidad de Nueva Gales del Sur. 

A pesar de que la obra no se parece en nada al animalito real, ayudo a que muchos piensen en estos animalitos, que siguen siendo supremamente más hermosos, que la escultura y deben ser cuidados y dados a conocer para evitar su desaparición. Y no estaría demás, que todos investiguemos cuando tengamos dudas sobre algo.

Es hermosa pero no se compara la escultura a la belleza real de un ornitorrinco

Comparte esta aleccionadora historia con todos tus amigos, para que conozcamos y protejamos la maravillosa fauna con la que contamos en nuestro hermoso planeta azul.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!