Se lleva a un inocente perrito que sufría en manos del vecino y ahora se enfrenta a la justicia

Muchas personas se quedan indiferentes ante los actos de injusticias que se comenten contra seres inocentes. Pero esto no es aceptable por un hombre que hoy enfrenta a las autoridades de su país solo por el hecho de hacer el bien.

Se trata del argentino de 25 años Gastón Sosa, a quien ahora podrían imputar por romper las leyes.

Aunque lo haya hecho por una buena acción, podría pagarlo muy caro.

Gastón acepta su crimen y no se arrepiente de nada, pues considera que todo fue justificado: solo quería salvar a un perro maltratado por su vecino.

Gastón vive en Las Misiones y cuando se percató de los malos tratos y negligencias que padecía el perro de su vecino, no pudo quedarse de brazos cuidados. El can en cuestión es un pitt bull al cual el dueño mantenía atado todo el día con una cadena, no le suministraban la comida suficiente.

Además el animal presentaba problemas de salud.

El chico no aguantaba ser testigo de esa injusticia y en reiteradas ocasiones le pidió a su vecino que le entregara al animalito para darle mejor calidad de vida, pues era evidente que él no podía tenerlo y solo lo hacía sufrir.

Pese a la amable petición el sujeto se negó una y otra vez.

Incapaz de soportar la situación, al vivir cerca de un animalito maltratado, Gastón decidió grabar un vídeo en el que explicaba la situación y solicitaba al vecino que le entregara al perro.

El clip fue compartido en redes sociales y se hizo viral, muchas personas aplaudieron sus ganas de ayudar y no quedarse de brazos cruzados frente al atropello.

Su carita lastimera explica el dolor por el que este can ha pasado.

Después de ver la situación, Gastón decidió actuar y tomar la justicia por sus manos. Este joven no amedrentó contra la vida de nadie pero invadió propiedad privada y sustrajo al pittbull sin consentimiento del “emblemático dueño”.

Todo esto ha dejado al chico en un conflicto legal.

Con la desaparición del perro, el dueño supo de inmediato que Gastón había sido responsable y una semana después el acto heroico del argentino tuvo un polémico desenlace.

“La Policía vino a mi casa con el veterinario de la fuerza y me dijeron que yo estoy en falta por lo que hice y le dije que no tenía problema, que, si tengo que ir preso voy, igual voy a estar contento porque el perro va a estar más que bien”, expresó Gastón a un medio local.

Las autoridades no le quitaron al perro, así que la visita pudo ser solo para intimidarlo. Sin embargo, Gastón buscó asesoría de un abogado y este le informó que podría presentar cargos y ser multado por el robo.


El asunto ha causado polémicas en la comunidad y también en las redes sociales, donde se desencadenó una ola de solidaridad con el chico. Algunas personas le están ayudando con la manutención de Kaiser, el pitbull rescatado. Y, en cuanto a la situación legal, habrá que esperar cómo proceden las autoridades.

El chico no actuó de la mejor manera pero fue su manera de hacer justicia, comparte esta historia y coméntanos tu opinión sobre este caso ¿qué habrías hecho en su lugar?