Su perrito se niega a aceptar que el parque estaba cerrado y se queda inmóvil suplicando entrar

Nuestros amigos peludos son seres que no sólo saben muy bien cómo conquistar los corazones de su familia, sino que también conocen cómo conseguir lo que quieren, no importa si se trata de una golosina, de una caricia o querer entrar a un parque cerrado.

Esto fue lo que hizo Waffles, un adorable, pero obstinado perrito Corgi que se niega a aceptar que el parque está cerrado y que es imposible entrar para dar un paseo.

Este amigo peludo realmente sabe muy bien que es lo que quiere y no deja de insistir hasta conseguirlo, le cuesta negociar cuando se enfrenta a un “no se puede”.

Michaella Sena, la madre de Waffles, reveló que las dos cosas que más le gustan a este cachorro son las pelotas de juguete e ir al parque.

“Ni siquiera podemos decir la palabra ‘parque’ o ‘pelota’ en la casa, porque, sin exagerar, él ladrará hasta que lo llevemos», dijo Michaella.

Espera con ansias sus paseos por el parque, hace un par de semanas su padre lo llevó al parque como de costumbre, pero se dio cuenta de que estaba cerrado por algo eventual y rápidamente intentó explicarle a Waffles que no podían entrar.

Pero este cachorro se negó completamente a escuchar alguna explicación y se resistió a seguir con el camino de regreso a casa.

“Así que se puso firme y se negó a moverse”, dijo Michaella.

Para este amigo peludo cuando sus padres dicen «parque» es “ir al parque”, no hay vuelta atrás.

«Waffles se quedó ahí parado hasta que pudo entrar».

Afortunadamente para Waffles, el enfrentamiento no duró mucho, porque su padre no pudo resistirse a esa adorable cara.

«Está bien, está bien, pero si nos metemos en problemas es tu culpa», le dijo el padre a Waffles mientras grababa un vídeo que después le envió a Michaella.

A pesar de todas las advertencias este padre y su mascota entraron al parque disimuladamente e intentó que ambos fueran desapercibidos.

A pesar de romper las reglas, Waffles terminó paseando por el parque. Todo estaba resultando bien hasta que accidentalmente se quedan atrapados dentro del parque.

“Cuando llegaron al otro lado del parque, y se dieron la vuelta vieron a una mujer que estaba cerrando la puerta, por lo que tuvieron que escabullirse entre los trabajadores”, dijo la madre de Waffles.

Para Waffles el paseo fue maravilloso, para él no pasó nada y todo estuvo normal.

Comparte la historia de este determinado perrito que cautivó a miles de personas en las redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!