Se ofrece como voluntaria en un refugio y encuentra a su gatito que perdió cuando era una niña

Para todo dueño de mascotas no hay nada más difícil que imaginar perder a su hermosa bola de pelos, algo por lo que la adolescente Hannah Rountree tuvo que padecer. Hannah tuvo su primera mascota cuando solo era una niña, desafortunadamente tras regresar de unas vacaciones con su familia su amado gatito no estaba en casa.

Su deseo de Navidad fue encontrar a su gatito.

Durante mucho tiempo, los padres de Hannah buscaron al gatito perdido llamado Spunky, pero la búsqueda no dio buenos resultados, Hannnah que para entonces era solo una niña, quedó desconsolada y creció sin saber el destino de su mascota.

Tras muchos años de total incertidumbre, un día las cosas dieron un giro inesperado, Hannah se reunió con Spunky.

Un reencuentro poco común que agitó el corazón de Hannah

El sorprendente encuentro se dio cuando la adolescente estaba como voluntaria en el refugio de Saving Grace, en su segundo turno se topó con una rostro peludo muy familiar que inmediatamente le recordó a su gato perdido. Al respecto la adolescente comenta:

«Pensé, ¿ese es mi gato? Literalmente se parece mucho a Spunky”.

La directora del refugio Wendy Kang, señala que el gatito fue rescatado y llevado al centro de atención de animales como un gato callejero a principios de septiembre.

Por suerte, el gato estaba en perfecto estado de salud, solo fue necesario ayudarlo a aumentar un par de kilos y realizarle un buen baño para que quedara hermoso ante los ojos de sus adoptantes.

Spunky fue rescatado al costado de una carretera en Winchester.

Durante todos los años que estuvo perdido el gatito, se desconoce por lo que pasó o cómo logró sobrevivir. Kang señala que resultó muy satisfactorio que una de sus voluntarias más jóvenes haya podido recuperar a su mascota mientras los ayuda.

Para Hannah el destino quería que se volviera a encontrar con su amado Spunky. El giro de los acontecimientos y la manera en cómo se han dado las cosas significa que estaban destinados a estar juntos.

Increíblemente el gatito recuerda cada rincón de la casa.

No solo la adolescente está feliz con el mágico encuentro, toda la familia Rountree está emocionada de tener en casa al gatito que conquistó sus corazones.

El pasado incierto de Spunky motiva a la familia a darle todo el amor que se merece y las comodidades que toda mascota debe tener. Esta navidad sin duda, ha sido la mejor para Hannah, quien por destino o casualidad hizo realidad su deseo de navidad.

No dejes de compartir esta tierna historia en tus redes y recuerda que todas las mascotas merecen estar rodeados de personas que los llenen de infinito amor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!